Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un incendio quema 80 hectáreas de bosque en Caldes de Malavella

El fuego obliga a desalojar una casa de colonias en Artés

El fuego sigue cobrándose hectáreas de vegetación. Un total de 60 vehículos terrestres y 15 aéreos trabajaron en un incendio que se declaró ayer a primera hora de la tarde en Caldes de Malavella (Selva) y quemó uns 80 hectáreas de bosque. El fuego, que fue controlado a media tarde, obligó a desalojar preventivamente a 14 de vecinos de la urbanización Els Tapiots y comportó cortes en la carretera. También por la tarde otro incendio provocó el pánico en Artés (Bages), obligó a desalojar una casa de colonias y quemó 20 hectáreas.

El cuerpo de agentes rurales inició de inmediato la investigación de las causas del fuego en Caldes. Una de les hipótesis que ayer cobraban más fuerza era que el origen de las llamas había sido una línea eléctrica de media tensión cercana a la urbanización Els Tapiots, extremo que fue apuntado por la delegada de la Generalitat en Girona, Pia Bosch, y desmentido posteriormente por Fesca Endesa. La compañía aseguró que no había detectado problemas de suministro en el municipio.

La consejera de Interior, Montserrat Tura, que se trasladó a Caldes, pidió "mucha prudencia" a la hora de tomar en consideración esta posibilidad y se refirió a los peligros de la situación meteorológica prevista para este fin de semana. Según la consejera, el viento del Sur y la escasa humedad de la zona contribuyeron a dificultar el trabajo de los bomberos, que dejaron una treintena de vehículos terrestres en el municipio para remojar el terreno y asegurar la extinción definitiva.

El incendio se declaró sobre las tres de la tarde en un área boscosa del lago del Cisne, próximo a la urbanización Els Tapiots. Los vecinos desalojados pudieron volver a sus casas ayer mismo. El fuego resultó tan virulento por el viento que las cenizas llegaron al área urbana de Girona. Tura explicó que para combatir el fuego de Caldes se probó por primera vez un líquido que lanzan las avionetas que sirve para retrasar el reavivamiento de las llamas.

El 112 recibió una llamada anónima de una persona que se atribuía la autoría, pero Tura dijo que su departamento le da una "baja credibilidad". La consejera afirmó que hoy por la mañana no se podrá dar por extinguido el fuego.

Pánico en el Bages

Un nuevo incendio que empezó ayer pasadas las seis de la tarde llevó el pánico a la comarca del Bages, en cuyos bosques se han cebado los dos fuegos más importantes declarados este verano en Cataluña. Este incendio comenzó cerca de la carretera del Sant Fruitós de Bages a Artés, en la zona conocida como El Pont de Cabrianes. Los Mossos desalojaron la casa de colonias El Xaloc, en Calders. Anoche estaba previsto que los niños volvieran a la casa para cenar y dormir. El incendio quedó estabilizado antes de que entrase la noche y quemó 20 hectáreas. Los bomberos desplazaron hasta la zona todos los vehículos aéreos que estaban trabajando en el incendio de Caldes y la decisión fue determinante para que en esta ocasión el fuego no progresara.

Por otra parte, la causa del incendio que el jueves quemó entre 30 y 40 hectáreas de pino blanco en el término municipal de Sant Quirze Safaja (Vallès Oriental) fue un cigarrillo mal apagado. Así lo apuntó la consejera de Interior, quien aseguró que se "habían hallado 10 colillas en un tramo de 300 metros de hierbas y matojos situado justo al lado de la carretera C-1413", el lugar donde empezó el fuego, informa Sílvia Marimon. Hasta ayer a las 7.30 de la madrugada, los bomberos no dieron por controlado el incendio, que había empezado 12 horas antes.

Plegarias por la lluvia

El obispo de Lleida, Francesc Xavier Ciuraneta, ha enviado una carta a todos los sacerdotes de la diócesis en la que les pide que eleven plegarias para pedir lluvia. Ante la necesidad de agua que tienen "muchos (...) pueblos y campos", el prelado invita a que en las celebraciones eucarísticas del domingo rueguen a Dios que "por intercesión de Jesuscristo (...) conceda el don tan necesario y tan esperado de una lluvia abundante que ayude a paliar el déficit".- LL.V

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de julio de 2005

Más información