Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reabierta la piscina infantil de la Creueta del Coll tras estar dos años cerrada

Tras dos veranos cerrada por problemas de seguridad, el pasado día 4 abrió sus puertas la piscina infantil de parque de la Creueta del Coll.

Las instalaciones de la Creueta del Coll, una antigua cantera próxima al parque Güell convertida en parque a finales de los años ochenta, padeció un desprendimiento de tierras y rocas en junio de 2003, lo cual obligó a cerrar el parque. El verano pasado tampoco pudo abrir la piscina porque se advirtieron unas grietas en la pileta que obligaron a practicar unas catas en el subsuelo. Del resultado de esta exploración y de un posterior informe geológico se sacó la consecuencia de que el suelo de la piscina no era estable, por lo que se iniciaron los trabajos de levantamiento del terreno y se volvió a construir.

La piscina de la Creueta del Coll es frecuentada por multitud de niños de toda Barcelona y es un lugar preferido por los casals de verano para llevar a sus pequeños a gozar del verano, ya que los 60 centímetros de altura de agua que tiene la piscina la hacen especialmente segura para los menores.

El parque es conocido por la escultura suspendida de Chillida Elogio del agua (en la fotografía), que en julio de 1998 saltó a los titulares de la prensa porque la corrosión rompió uno de los tirantes que la sujetaban e hirió a tres personas. La escultura, de hormigón armado, sufrió graves desperfectos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de julio de 2005