Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un choque deja 132 muertos en Pakistán

Tres trenes se vieron involucrados en una colisión que provocó también 170 heridos

Un doble accidente ferroviario causó la muerte de 132 personas e hirió a unas 170 ayer a primera hora de la mañana en la región de Sindh, en el sur de Pakistán. Según el delegado de transportes ferroviarios paquistaní, 12 de los heridos se encontraban en estado crítico. Fuentes de los equipos de rescate aseguraron, sin embargo, que la cifra de fallecidos podría alcanzar los 300.

Dos trenes chocaron de madrugada cuando uno de ellos estaba detenido en una pequeña estación cercana a Ghotki debido a una avería. Varios vagones descarrilaron y ocuparon la vía paralela. Minutos más tarde, un tercer convoy que venía en dirección contraria se estampó contra ellos.Entre las víctimas también se hallan al menos tres vecinos de la zona, que tras la primera colisión fueron a rescatar a los heridos y sufrieron el impacto del segundo choque, según declaró un policía.

Muchos de los muertos quedaron en un estado irreconocible, según testificaron miembros de los equipos de rescate que encontraron un cuerpo decapitado en un pequeño canal cercano a las vías del tren. "La mayoría de las víctimas estaban gravemente mutiladas, reducidos a trozos de carne y hueso. A muchas les faltaba algún miembro", explicó Haider Naksh, uno de los primeros miembro de los equipos de rescate que llegó al lugar.

Muchos de los accidentados fueron atendidos en el lugar del siniestro antes de ser trasladados al hospital de Ghotki.

El presidente de Pakistán, Pervez Musharraf, quien se desplazó a la zona afectada y presentó sus condolencias a los familiares de las víctimas, ordenó una investigación y descartó que se tratase de un sabotaje.Funcionarios de la compañía ferroviaria paquistaní culparon al conductor del tren que colisionó contra el convoy averiado por no respetar las señales que le indicaban detenerse. Este último murió en la colisión.

Se trata del peor accidente de este tipo que sufre Pakistán en los últimos 15 años. En 1990, más de 300 personas murieron cuando un convoy repleto de pasajeros se empotró contra un tren de mercancías, también en la región de Sindh.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de julio de 2005