Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una vuelta desnudo

Bob McKenzie ya ni se acordaba, pero los responsables de McLaren Mercedes le hicieron memoria. Periodista del Daily Express que sigue el Mundial de F-1, McKenzie hizo una apuesta el año pasado por la que se comprometía a dar una vuelta desnudo por el circuito de Silverstone si un McLaren ganaba un gran premio. Tenía sus razones, puesto que hasta aquel momento Raikkonen llevaba un punto en las siete primeras carreras y Coulthard había sumado cuatro. Pero, antes de concluir el campeonato, el finlandés consiguió subir a lo más alto del podio en Bélgica y McKenzie perdió su apuesta.

Antes del GP de Gran Bretaña, McLaren abrió un concurso en su web pidiendo a los aficionados que votaran sobre si McKenzie debía o no cumplir su apuesta y sorteó entre los votantes una invitación para visitar su centro tecnológico de Woking. El resultado fue abrumador: "sin lugar a dudas". Así que, según las previsiones, el reportero dará mañana, desnudo, una vuelta al trazado antes de que se inicien las competiciones. "Una apuesta es una apuesta", asegura McKenzie, que ya ha obtenido el permiso de su esposa y de su hija para cumplirla.

El circuito mide 5,1 kilómetros y el estado de forma del periodista es deplorable. Su paseo por Silverstone se ha convertido en un acontecimiento que tendrá también connotaciones benéficas. McKenzie donará una libra por cada minuto que tarde, con una aportación mínima de 100 libras, a la fundación Tommy's, que se ocupa de los niños desvalidos y que recibe sustanciales ayudas de Ron Dennis. En la sala de prensa de Silverstone se han colocado un par de huchas para que sus colegas se sumen a la obra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de julio de 2005