Maragall desautoriza el texto de 'Avui' a favor del exterminio político

El presidente de la Generalitat se reúne con representantes de la plataforma antinacionalista

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Pasqual Maragall, se comprometió ayer a trasladar el "malestar" de Ciutadans de Catalunya "y el suyo propio" al Consejo de Administración del diario Avui -del que el Gobierno catalán posee el 20%, mientras que el resto de acciones se reparten entre el Grupo Godó y Planeta- por un artículo en el que el firmante Oriol Malló expresaba su deseo de "exterminar" a los promotores de dicha plataforma antinacionalista.

En una reunión celebrada ayer por la tarde en el Palau de la Generalitat a petición de Maragall, que se prolongó durante una hora y diez minutos y que al término de la misma los asistentes calificaron de "muy cordial", el presidente, según fuentes contrastadas, mencionó su "malestar" por el artículo de Malló muy al inicio. Un asunto que los cuatro representantes de Ciutadans de Catalunya que acudieron a la cita -Ferran Toutain, Francesc de Carreras, Félix de Azúa y Xavier Pericay- ya tenían intención de plantearle.

Éstos transmitieron a Maragall su "enorme preocupación" por el hecho de que el Avui, un diario participado por el Gobierno de la Generalitat, "incluya, entre sus mensajes, el del exterminio". "Nos parece inaceptable, peligroso y una deriva inadmisible en una sociedad democrática", dijeron. Y le reprocharon su silencio hasta ahora y el de su partido, el PSC, en este tema, y que en ningún momento se hubiera desautorizado a los responsables de la publicación del artículo.

En él, publicado el 30 de junio, Malló expresaba precisamente su deseo de "exterminar" a los impulsores de la citada plataforma, les tildaba de "fascistas" e incluso les llegaba a comparar con los "intelectuales románticos de la Falange". "Marquémosles, hagamosles la vida imposible para que sufran en carne propia aquello que ellos nos dieron cuando realmente mandaban", continuaba escribiendo. El autor, que militó en el Moviment de Defensa de la Terra (MDT), fue detenido en la operación dirigida por el juez Baltasar Garzón en 1992 contra el grupo terrorista Terra Lliure, aunque no llegó a ser juzgado. Luego escribió una biografía autorizada de Albert Boadella, miembro de la plataforma Ciutadans de Catalunya.

Requeridos por EL PAÍS los actuales propietarios de la cabecera para que dieran su versión por la publicación de este artículo, remitieron a la dirección del Avui. Ésta sigue ocupada por Vicent Sanchís, el mismo director de la etapa en que la editora de ese diario estaba controlada por CiU. Fuentes de su dirección argumentaron que a su juicio los artículos de opinión son responsabilidad exclusiva de sus autores.

Maragall, quien según fuentes de la plataforma se mostró "muy receptivo" a sus consideraciones, quiso conocer los motivos que les habían llevado a fundar Ciutadans de Catalunya y a firmar el manifiesto Por un nuevo partido político en Cataluña. Éstos le trasladaron su impresión de que tanto el PSC como él mismo, al asumir responsabilidades de Gobierno, "habían abandonado a una parte de sus votantes". El presidente de la Generalitat discrepó, pero escuchó sus argumentaciones con atención, "recabando todos nuestros puntos de vista y respetándolos", explicaron fuentes de la plataforma.

Finalmente, Ciutadans de Catalunya lamentaron que el primer consejero, Josep Bargalló, comparara el manifiesto de esta plataforma con el llamado Manifiesto de los 2.300, que se saldó con el atentado perpetrado por Pere Bascompte, miembro de Terra Lliure, a Federico Jiménez Losantos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0007, 07 de julio de 2005.

Lo más visto en...

Top 50