Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cultura rescinde el contrato a la actriz Irene Papas

La Fundación de la Ciudad de las Artes Escénicas de Sagunto ha enviado una carta a Irene Papas en la que se le rescinde el contrato que le unía como directora artística hasta 2007. La actriz griega cobra 180.000 euros al año en virtud del contrato por el asesoramiento artístico y el diseño de la programación de la Nave -independientemente de las remuneraciones de sus intervenciones como actriz o directora- que firmó con la anterior secretaria autonómica de Cultura y actual directora del IVAM, Consuelo Ciscar.

La secretaria autonómica de Cultura, Concha Gómez, le comunicó verbalmente a Papas hace más de medio año la intención de prescindir de sus servicios porque "no tiene objeto" en el nuevo organigrama de la fundación, que queda integrada en Teatres de la Generalitat. Pero la actriz continuaba realizando propuestas artísticas y ligada a la fundación. Ahora se le ha enviado una carta de rescisión del contrato con un argumentario similar al expuesto por Gómez, según fuentes de la Consejería de Cultura. De momento, el departamento no tiene constancia de una respuesta de la actriz, según las mismas fuentes.

Prueba de la dependencia de la herrumbrosa Nave del Puerto de Sagunto, único espacio en rehabilitación y uso de la llamada Ciudad de las Artes Escénicas, es la presentación de ayer de Sagunt a Escena. Festival d'Estiu, que se celebrará del 19 de julio al 18 de septiembre. Las actividades de los antiguos talleres de repuestos de la siderurgia saguntina se han integrado en este certamen, que tendrá lugar en diversos escenarios del núcleo histórico de Sagunto (Teatro Romano, calles y plazas) y del Puerto (la Nave, el paseo marítimo y la antigua Gerencia). En total, 17 espectáculos.

Para presentar la nueva programación, diseñada por el equipo del anterior director general de Teatres, Juan Vicente Martínez Luciano, destituido por la Consejería de Cultura, asistieron el consejero de Cultura, Alejandro Font de Mora, y la alcaldesa de Sagunto, Gloria Calero, entre otros.

Al poco de iniciarse la presentación en la Nave, antiguo taller siderúrgico, de la programación de Sagunt a Escena Festival d'Estiu tres actores desplegaron ayer una pancarta ante al consejero de Cultura, Alejandro Font de Mora, con el lema: No a la dictadura cultural. Estaba firmada por la Plataforma de las Artes Escénicas y formaba parte de la campaña de denuncias contra la política de la Generalitat. Font de Mora comentó que en Cuba no se les habría permitido protestar así como en un país democrático.El ambiente estaba enrarecido a causa del enfrentamiento entre los profesionales de las artes escénicas con la Consejería de Cultura, cuyo último capítulo ha sido la reciente dimisión de Salvador Bolta, como director artístico de Sagunt a Escena. En respuesta a varias preguntas alusivas, Font de Mora señaló que no ve "diferencias conceptuales grandes", entre el sector del teatro y la danza, que por primera vez se ha unido en una plataforma de denuncia contra la falta de atención a la profesión y la falta de un modelo cultural. El consejero añadió que hay "una malestar difuso, pero cuando uno se sienta a hablar puede ver que si prosiguen los contactos llegaremos a soluciones satisfactorias para una situación que nadie quiere".

También el actor Pepe Sancho, protagonista de la adaptación teatral de Memorias de Adriano, que se exhibirá en Sagunt a Escena, quiso pronunciarse sobre el conflicto. Dijo "entender" las protestas. "Nuestra obligación es estar en desacuerdo" con la Administración "pero también lo es presentar proyectos permanentemente", agregó.

También intervino Jaume Policarpo, director de Bambalina Titelles, que junto con el diseñador Paco Bascuñán y la compañía Jácara Teatro, estrenarán en la Nave Ubú. Policarpo apostó por "dialogar para conseguir una armonía de prioridades entre las distintas partes del conflicto".

Ambos montajes son producciones propias de Teatres de la Generalitat. Memorias de Adriano, adaptación de la extraordinaria novela de Margerite Yourcenar, estará dirigida por el reputado Maurico Scaparro y se representará en el Teatro Romano de Sagunto los días 4, 5 y 6. Ubú es el primer gran montaje de profesionales valencianos en la Nave, tras espectáculos millonarios como Las troyanas o Comedias bárbaras. El montaje planteará del 9 al 18 de septiembre un juego multidisciplinar sobre el gamberro texto del vanguardista Jarry.

Sagunt a Escena. Festival d'Estiu se abrirá, sin embargo, con el teatro de calle de Maracaibo el 19 de julio. La alcaldesa saguntina agradeció especialmente el uso de la antigua gerencia de la siderurgia desmantelada como espacio teatral y público, una vieja reivindicación del pueblo. Por los escenarios saguntinos desfilarán Els Comediants y su versión de La Verbena de la paloma (22, 23 y 24 de julio, en la Nave); dos espectáculos del Ballet Nacional de Cuba, Shakespeare y sus máscaras (29, 30 y 31 de julio); y Don Quijote (11, 12 y 13 de agosto); la obra A Electra le sienta bien el luto, dirigida por Mario Gas (17 y 18 de agosto) o Ricardo III, de Arden (20 agosto); y los conciertos de Joan Manuel Serrat, L'Ham de Foc o Iván Ferreiro.

Mientras tanto, la Nave sigue rehabilitándose y ayer se mostraron los modernos camerinos, ubicados en un ala oculta del inmenso recinto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de julio de 2005