Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Gerrard se va del Liverpool

El club inglés anuncia que su capitán no acepta la oferta de renovación

Steven Gerrard está más cerca. Del Chelsea, del Madrid, de quien ya lo tenga atado (si así fuera) o del mejor postor. El Liverpool, equipo con cuya camiseta levantó el 25 de mayo la Copa de Europa, anunció ayer que su capitán ha rechazado la oferta del club inglés. "El club ha dejado muy claro que queremos que Steven siga en Anfield. Tristemente, nos ha dicho esta tarde [por ayer] que no acepta nuestra oferta de mejoría y ampliación de contrato porque quiere dejar el Liverpool". Así reza la nota del Liverpool, que finaliza lamentando "la decisión que ha tomado" el jugador.

Dos temporadas le quedaban de contrato a Gerrard, de 25 años, y de poco ha servido que el pasado lunes, durante cinco ininterrumpidos minutos, su técnico y mánager del club, Rafa Benítez, declarara públicamente su devoción por el centrocampista: "Yo quiero que se quede. Es más: si renuevo mi contrato dentro de cuatro o cinco años quiero que sea mi asistente, mi jefe de ojeadores o, en el caso de que yo me fuera, el nuevo entrenador".

En sus declaraciones, Benítez deslizó que algo no encajaba en lo que por entonces era una hipótesis: el adiós del jugador, confirmado ayer. "El año pasado intentamos ampliarle el contrato en tres ocasiones y en las tres me respondió lo mismo: 'Espera'. Después hablamos de conseguir títulos y hemos ganado la Champions. Luego, el tema de discordia era renovar el equipo con futbolistas de calidad. Y eso estamos haciendo...".

Como colofón a las palabras de Benítez, Rick Parry, directivo de los reds, desveló que el problema no estaba en el retraso en las negociaciones "ni en el dinero". Según los medios británicos, la última oferta del club para que Gerrard renovara, y que éste rechazó, alcanzaba los 5,5 millones de euros anuales por cuatro temporadas. Anunciaban, además, que su destino podría ser el Chelsea o el Madrid. El Liverpool reconoció ayer haber recibido una oferta del Chelsea, cifrada en 47 millones, que no le ha convencido. ¿Y el Madrid? En el Bernabéu guardan silencio, lo que ha disparado las especulaciones. Porque es el mismo silencio que acompañó la llegada de Zidane, Ronaldo o Beckham, fichajes que Florentino Pérez ató a la espera de que se pelearan con sus clubes, la Juve, el Inter y el Manchester, respectivamente, y acabaran libres. Y eso hicieron.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de julio de 2005