Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chaves y Arenas pactan que el referéndum sobre el Estatuto se celebre en 2007

PSOE y PP coinciden en que deben marcar las líneas básicas del consenso en la reforma

El presidente de la Junta, Manuel Chaves, y el líder del PP andaluz, Javier Arenas, acordaron ayer que el referéndum sobre el futuro Estatuto de Autonomía se celebre en 2007, fecha barajada por el Gobierno autonómico desde hace meses. Chaves y Arenas, que no mantenían una reunión pública desde hace 10 meses, también coincidieron en que PSOE y PP deben marcar las líneas básicas del "consenso" en la reforma estatutaria. Los dos grandes partidos trabajarán para que este acuerdo se produzca "sin la exclusión" de Izquierda Unida y del Partido Andalucista.

Chaves y Arenas reanudaron ayer el diálogo para avanzar en la reforma del Estatuto de Autonomía después de que la ponencia parlamentaria haya terminado una primera fase en la que se han recogido las coincidencias y las discrepancias de los cuatro grupos con representación parlamentaria.

Ahora la ponencia entra en una etapa en la que las propuestas de unos y otros irán prosperando o decayendo y en la que el consenso será fundamental para avanzar en la redacción de un texto articulado. El consejero de la Presidencia, Gaspar Zarrías, y Arenas, por separado, coincidieron en destacar la cita. "Positiva", "distendida" o "constructiva", dijo Zarrías. "Correcta", añadió Arenas.

Ambos dirigentes señalaron que el principal resultado de la reunión de ayer es que los dos grandes partidos son los que deben marcar las líneas básicas del consenso en la reforma y que el referéndum sobre el Estatuto se celebrará en 2007.

"Calendario aproximado"

No obstante, el líder del PP introdujo el matiz de que 2007 es un "calendario aproximado". El matiz de Arenas se debe a que, en su opinión, Andalucía debe mirar de reojo a los procesos de reforma estatutaria de otras comunidades. "Hay que tener pocas prisas y ver qué pasa en Cataluña, el País Vasco o Galicia para no quedarnos como comunidad de segunda", dijo.

La idea es registrar a finales de este año una proposición de ley en el Parlamento andaluz con un texto articulado sobre la reforma del Estatuto. En el primer semestre de 2006, el texto sería aprobado en la Cámara autonómica y remitido a las Cortes Generales, para que éstas lo aprobasen en el segundo semestre del año próximo.

El referéndum se celebraría en 2007, aunque tanto Zarrías como Arenas evitaron precisar qué fecha sería la idónea. En cualquier caso el referéndum no puede coincidir con ningún proceso electoral y debe tener lugar al menos 90 días antes o después de la celebración de unos comicios.

En la primavera de 2007 (finales de mayo o principios de junio) se celebrarán las elecciones municipales, lo que deja el margen de celebrar el referéndum a principios de año o ya a partir del otoño.

En su comparecencia, Zarrías subrayó que el consenso entre PSOE y PP en esta materia "es fundamental", aunque hizo hincapié en que este consenso no puede implicar la "exclusión" de las dos fuerzas minoritarias, IU y PA, idea en la que también coincidió luego Arenas. El presidente del PP, por su parte, insistió en la conveniencia de que haya un acuerdo entre ambas formaciones y restó calado a la reforma. "No estamos haciendo una reforma en profundidad, estamos mejorando el Estatuto" actual, dijo.

En lo que dijeron Zarrías y Arenas de la reunión hubo otros matices. El líder del PP destacó que habló con Chaves de que el término nación no debe ser incluido en el Estatuto, como defiende IU y PA. Zarrías, por su parte, señaló que no se había "profundizado" en este asunto, aunque recordó que Chaves ha reiterado en numerosas ocasiones que la inclusión del término nación en los estatutos tiene dudoso encaje constitucional.

"Fase decisiva"

Zarrías señaló que ahora que se entra en la fase "decisiva" de la reforma, PSOE y PP van a mantener contactos "bilaterales permanentes" cuando haya problemas que atasquen los trabajos de la ponencia.

El consejero añadió que Chaves y Arenas también acordaron que el Estatuto deje de ser arma arrojadiza entre los dos partidos. El líder del PP no fue tan contundente y señaló que no va a renunciar ni a "un 10%" de hacer oposición, aunque va a actuar "con altura de miras".

Campaña divulgativa

Tras 10 meses sin verse con Manuel Chaves, Javier Arenas llegó al Palacio de San Telmo, sede de la Presidencia de la Junta, puntual (poco antes de las 17.00). La cita duró una hora y 20 minutos y en ella Arenas introdujo otros temas que no estaban en la agenda. De hecho, entregó a Chaves un documento con sus planes sobre la reforma del Estatuto y otros asuntos como un pacto contra el fuego y otro sobre el agua.

De los planes que llevaba sobre el Estatuto, Arenas señaló que se había acordado que el Parlamento inicie una campaña divulgativa sobre la reforma del Estatuto. Entre otras cuestiones, propuso que en la nueva etapa un grupo de expertos asesore a la ponencia en la redacción del nuevo Estatuto y que se incluya una cláusula para que Andalucía tenga el mismo techo competencial que cualquier otra comunidad. Chaves y Arenas coincidieron en que es necesario avanzar en fijar una postura común de Andalucía en dos materias especialmente polémicas como la financiación autonómica y la sanitaria. Chaves se reunirá con los líderes de los partidos una vez se tenga una propuesta, sobre el último trimestre de 2005, según Gaspar Zarrías.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de julio de 2005

Más información