Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Niki Lauda y sus cuatro riñones

"La próxima vez le tendremos que sacar un riñón", señaló el cirujano Ferdinand Mühlbacher, tras concluir con éxito el trasplante de un cuarto riñón al tricampeón mundial de Fórmula 1 Niki Lauda.

El trasplante, realizado el 24 de junio en la clínica AKH de Viena, fue posible gracias a la donación efectuada por la novia de Lauda, Birgit Wetzinger. "Cuando se constató que mi riñón serviría, no dudé ni un momento que se lo regalaría a Niki", dijo la compañera sentimental del piloto, que estuvo a punto de perder la vida en 1976 en un grave accidente automovilístico y desde hace 20 años se dedica a negocios de aviación.

Niki Lauda, de 56 años, ya había recibido un trasplante de su hermano Florian en 1997, después de que los médicos le diagnosticaran el deficiente funcionamiento de sus riñones. Pero debido al desgaste de ese primer implante ha tenido que someterse a una nueva intervención quirúrgica, y no hay garantía de que sea la última.

Aunque en esta ocasión no ha sido necesaria la extracción de ninguno de los otros tres riñones, si la situación se repitiera en el futuro, habría que hacerle un hueco al nuevo órgano, según explicó Mühlbacher, el mismo cirujano que en junio trasplantó un riñón del ex canciller austriaco Franz Vranitzky a su esposa, Christina Vranitzky.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de julio de 2005