Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trujillo incluye minipisos de 30 metros para jóvenes en el nuevo plan de vivienda

Las comunidades del PP afirman que se reducirán las ayudas para acceder a una casa

Finalmente habrá minipisos de 30 metros en el nuevo plan de vivienda 2005-2008, que el Gobierno tiene previsto aprobar hoy. Estarán destinados al alquiler para jóvenes y su superficie no podrá exceder los 45 metros. Así lo confirmó ayer la ministra de Vivienda, María Antonia Trujillo, tras una cumbre sectorial en Madrid con los consejeros autonómicos responsables de la materia para revisar el documento. Para las comunidades del PP, el plan reduce las ayudas, pero Trujillo aseguró que es el programa con la mayor dotación hasta ahora, aunque no facilitó el importe.

Eran sólo una reflexión, una idea en estudio, dijo en su día la ministra. Pero finalmente los pisos de 30 metros -la posibilidad de que el Estado los financiara suscitó una gran polémica hace dos meses- se van a incluir en el plan. "Son pisos de 30 a 45 metros para jóvenes menores de 35 años que vivan de alquiler y de forma transitoria", explicó ayer Trujillo tras una reunión con las comunidades que duró más de tres horas y en la que, según algunos de los asistentes, varios consejeros socialistas se mostraron tan críticos (o más) como los representantes del PP.

La mayoría de las comunidades coincide a la hora de afirmar que algunas de las medidas del plan, cuyo objetivo es impulsar el acceso a viviendas protegidas (sólo suponen ahora un 10% de las que se construyen), puede invadir sus competencias. El principal punto de discrepancia se centra en la decisión del ministerio de que las viviendas mantengan su calificación de protegida (VPO) durante al menos 30 años (ahora son 10), ampliable por las comunidades. Es decir, que hasta pasado ese tiempo no puedan venderse en el mercado libre, para combatir el fraude en la trasmisión de estas casas, que tienen un precio oficial y están destinadas en principio a las familias con rentas más bajas.

La gran mayoría de las comunidades, incluidas Andalucía y Extremadura, se mostraron en contra de esta medida, ya que consideran que es de su competencia. La más beligerante fue La Rioja, que amenazó con acudir al Tribunal Constitucional. La ministra, tras la reunión, informó de que se mantendrá esa medida, igual que la creación de registros de demandantes y compradores de VPO, aunque se flexibilizan y las comunidades podrán crear otros mecanismos.

Críticas sindicales

CC OO y UGT lamentaron que Trujillo haya cedido a la presión de las comunidades y haya dado marcha atrás a su proyecto inicial de que las VPO no pudieran venderse en el mercado libre durante toda su vida útil.

El plan también contempla la creación de un nuevo tipo de viviendas para familias de rentas medias (hasta 42.752 euros de ingresos al año).

El futuro plan prevé 720.000 actuaciones protegidas (180.000 anuales) en sus cuatro años de vigencia, frente a las cerca de 400.000 del anterior. "Es el de mayor dotación económica de los aprobados hasta ahora", dijo la ministra, y no supone una reducción de las subvenciones. "Es cierto que habrá más beneficiarios, pero la cuantía de las ayudas no se incrementa de forma paralela", explicó el consejero de Madrid, Mariano Zabía (PP).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de julio de 2005