Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas eleva la deuda municipal a 4.900 millones a causa de la M-30

El Consistorio supera un 160% el límite legal de endeudamiento

El Ayuntamiento de Madrid ya no podrá separar de las cuentas municipales la deuda provocada por las obras de reforma de la M-30 (2.500 millones de euros), como venía haciendo hasta ahora en sus apuntes contables.

El concejal de Hacienda, Juan Bravo, compareció ayer en el pleno municipal a petición propia para anunciar que el lunes pasado le fue notificado el dictamen que el organismo europeo de estadística, Eurostat, ha hecho de Calle 30, que hasta ahora el Consistorio calificaba como una empresa mixta. En un informe muy escueto, Eurostat anuncia su acuerdo con la clasificación realizada por un informe del Instituto Nacional de Estadística (INE), la Intervención General del Estado y el Banco de España, que consideran que la empresa Calle 30 debe considerarse pública.

El INE, según explicó Bravo, considera que la empresa forma parte de las administraciones públicas "por la posición de control que ejerce el Ayuntamiento". Agregó que esta decisión no cambia la situación y sus consecuencias son sólo contables, pues "no afecta al coste de la inversión ni a su financiación".

La oposición (PSOE e IU) no compartió su análisis. "El endeudamiento supera en un 160% el límite legal impuesto por la Ley de Corporaciones Locales", afirmó la concejal socialista Isabel Vilallonga. "Ésta es la crónica de una imprudencia financiera anunciada", añadió la edil de IU Concha Denche.La decisión de Eurostat tiene una consecuencia clara, a pesar de las declaraciones del concejal de Hacienda de que todo permanecerá igual, salvo en la perspectiva jurídica. A partir de ahora, el Ayuntamiento deberá incluir en el cómputo de su deuda el crédito que corresponde a la empresa Calle 30.

Bravo reconoció ayer que el volumen total asciende a 4.900 millones de euros, de los que la mitad corresponden al endeudamiento por la reforma de la vía de circunvalación. Esa cantidad supera en un 160% el límite marcado por la Ley Reguladora de las Haciendas Locales, que sitúa el tope máximo del endeudamiento en un 110%.

El edil de Hacienda asumió estas cifras, pero restó importancia a dicha situación y aseguró que "en España hay más de 300 ayuntamientos" endeudados por encima del tope máximo, que llevan en esa situación muchos años y para los que la ley prevé la obligación de presentar un plan económico-financiero, "que demuestre que en un escenario de tres años puede recuperarse el límite del 110%".

En la práctica eso supone que el Ayuntamiento se verá obligado a pactar con el Ministerio de Economía y Hacienda, que dirige Pedro Solbes, para cualquier nuevo endeudamiento que se vea obligado a hacer. Bravo se comprometió a tener listo el plan para presentarlo ante el pleno municipal en tres meses: el próximo septiembre.

En cambio, la oposición se mostró muy crítica con la exposición del concejal de Hacienda. La edil de IU, Concha Denche, afirmó que el problema del Ayuntamiento ha sido "crear una ficción de mercado en un contexto de no mercado". A lo que agregó: "Es el momento de decirle que emplea una vieja fórmula en una situación nueva. Esta traslación le ha hecho crack".

La concejal aseguró que la situación planteada por Eurostat es "un aviso" de que el Ayuntamiento no ha sabido valorar la obra. "Cuando han esgrimido de forma arrogante el compromiso electoral de reformar la M-30, confunden el compromiso con la retórica", puntualizó.

Desde las filas del PSOE, Isabel Vilallonga subrayó que el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, recibe un varapalo de Europa por segunda vez. "La operación Mintra [la empresa que financió la ampliación de Metro y que fue puesta en marcha cuando el alcalde era presidente regional] ha sido del mismo tipo. Ahora la Comunidad se ha quedado con una carga financiera brutal. Aquí es lo mismo". Por eso, Vilallonga reclamó a Ruiz-Gallardón que solicite un informe de la Intervención General del Ayuntamiento, puesto que el dictamen de Eurostat deja al Consistorio "fuera del marco de la Ley de Haciendas Locales".

Junto a la deuda, el concejal de Hacienda explicó cómo está obligado a partir de ahora a cuadrar los números en sus apuntes contables. Con el modelo que mantenía hasta ahora, el Ayuntamiento hubiera computado los 2.500 millones de coste de la M-30 en su contabilidad a lo largo de 35 años.

"Ahora el volumen total se aplica en dos años y medio", explicó Bravo. Es decir, entre 2005 y 2007 el Consistorio sufrirá "una fuerte inestabilidad presupuestaria". A partir de 2008, según el concejal, deberá desaparecer el déficit de los apuntes contables, porque la Ley de Estabilidad obliga al Ayuntamiento a terminar el ejercicio en equilibrio. Pero en los siguientes 33 años habrá que hacer el "ajuste contrario", descontando de los pagos la amortización de la deuda, para evitar pagar dos veces.

A pesar de esta situación, el concejal de Hacienda avanzó que el Ayuntamiento mantendrá el mismo modelo de gestión de la vía de circunvalación a través de una empresa mixta. "El modelo que hemos elegido se va a mantener en todos sus términos", agregó.

Nuevo socio en septiembre

Eso implica la entrada de un socio privado en Calle 30, cuya adjudicación será a finales de julio, de tal manera que la empresa se convierta en mixta de forma efectiva en septiembre. "En la primera quincena de octubre, la sociedad prestará gran parte de los servicios" dijo el concejal. Según él, la estructura financiera de Calle 30 procederá en un 80% de la deuda local a largo plazo y, el resto, de recursos propios, que procedan de capital puro aportado por el socio o de un préstamo que solicite éste.

La concejal socialista preguntó a Bravo en el pleno si, para resolver la situación, barajaba "la alternativa de privatizar el 50% de Calle 30". Aunque en su réplica el edil de Hacienda dejó la respuesta pendiente hasta el momento en que entre un nuevo socio -"lo vamos a ver en breve", dijo-, en los pasillos de la Casa Consistorial negó que "vaya a aumentar el porcentaje privado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de junio de 2005