El PSC pierde 4 puntos en intención de voto aunque CiU no logra aprovechar el desgaste

La necesidad de un nuevo Estatut, en la cola de las preocupaciones de los catalanes

El Partit dels Socialistes volvería a ganar las elecciones al Parlament de Catalunya aunque sufriría un acusado revés. Una encuesta realizada por el Centro de Estudios de Opinión, dependiente del Gobierno catalán, otorga al PSC una intención de voto del 21,2%, cuatro puntos más que sus rivales de Convergència i Unió, que se quedan con el 16,8%. Mientras que el PSC baja 4,3 puntos respecto al último barómetro de octubre de 2004, los nacionalistas son incapaces de aprovechar este desgaste político. El nuevo Estatut aparece en la cola de las preocupaciones de los ciudadanos, aunque una inmensa mayoría lo considera necesario. Los dirigentes políticos catalanes en el Congreso son los mejor valorados.

Convergència i Unió no lograría aprovechar el considerable descenso de los socialistas -4,3 puntos- y mantendría su intención de voto. Si en el pasado otoño la distancia entre el PSC y CiU superaba los nueve puntos, en la actualidad tal distancia se ha visto reducida a la mitad. Esquerra Republicana y el Partido Popular mantendrían su nivel de voto, mientras que la única fuerza que experimentaría un ligero avance sería Iniciativa Verds, que crecería casi un punto y medio.

En las respuestas de los ciudadanos, el nuevo Estatut no figura entre los principales problemas, que son, según el barómetro, el paro y la precariedad laboral (31,5%), la inmigración (28,5%) y la vivienda (17,6%). El Estatut aparece en la undécima posición. En cambio, para los votantes del PP, el excesivo nacionalismo catalán figura como su tercera principal preocupación.

Más del 80% de los ciudadanos consideran que Cataluña es bastante o muy solidaria con el resto del Estado. De hecho, el 63,2% de los ciudadanos catalanes desearía que la Generalitat fuera la Administración encargada de recaudar y gestionar los impuestos. Los votantes de ERC (91%) son los más partidarios de la creación de una Agencia Tributaria propia, seguidos de los de ICV (76,2%), CiU (75,1%) y el PSC (55,0%). Por el contrario, la mayoría de los votantes del PP (33,4%) defienden que esta agencia continúe siendo de titularidad estatal.

Tres de cada cuatro catalanes juzgan insuficiente el actual sistema de financiación catalán. La encuesta cifra en más del 60% los ciudadanos que consideran el nuevo Estatut y la nueva financiación importantes para el futuro de Cataluña.

Asimismo, el estudio detecta un creciente malestar de los ciudanos hacia la clase política. Si en octubre únicamente el 6,9% de los encuestados definía como mala la situación política en Cataluña, hoy el porcentaje crece hasta el 24,1%.

Coincidiendo con la decepción de los catalanes por la política, el primer barómetro del Centro de Estudios de Opinión de la Generalitat detecta que los líderes de los partidos catalanes en el Congreso son los mejor valorados por la ciudadanía. El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Puigcercós, encabeza la clasificación con el 5,37, seguido del democristiano Josep Antoni Duran Lleida (5,34), el ecosocialista Joan Herrera (5,3) y el primer secretario del PSC y ministro de Industria, José Montila (5,18). Les siguen el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall (5,16), y el consejero de Relaciones Institucionales, Joan Saura, de ICV, con el 5,13.

El presidente de CiU, Artur Mas, suspende con el 4,95, cuando en el barómetro de otoño aprobaba con el 5,01. El republicano Josep Lluís Carod también baja, y pasa del 4,71 de octubre al 4,18 actual.

Los votantes de ERC ponen mejor nota a Puigcercós (7,15) que a Carod (6,37). Lo mismo sucede en CiU, pues Josep Antoni Duran supera a Artur Mas. Entre los votantes de ICV, también Joan Herrera saca mejor nota que el consejero Saura.

Asimismo, el PSC consolidaría su hegemonía en las elecciones generales, y obtendría el 28,2% de los sufragios. ERC, con el 11% daría el sorpasso a CiU como segunda fuerza, que obtendría el 10,7%. Sólo la mitad de los electores que optaron por CiU en las elecciones generales del 14 de marzo de 2004 repetirían su voto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0028, 28 de junio de 2005.

Lo más visto en...

Top 50