Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Indulto parcial para un agente del Cesid condenado por espiar una sede de HB

El Gobierno ha concedido un indulto parcial a Mario Cantero, agente del Cesid que fue condenado a dos años y medio de cárcel por realizar escuchas en la sede de Herri Batasuna (HB) en Vitoria, descubiertas en 1998, con lo que se le reduce en seis meses la pena que le impuso la Audiencia Provincial de Álava.

El Boletín Oficial del Estado publicó ayer el real decreto por el que se concede el indulto parcial, en el que se señala que han sido tenidos en cuenta los informes del Ministerio Fiscal y del tribunal sentenciador, que le condenó en 2003 a dos años y medio de prisión como autor de un delito de interceptación ilegal de las comunicaciones telefónicas. Además, la Audiencia de Álava le condenó a pagar una multa de 18 meses a 12 euros por día, así como a la inhabilitación absoluta por seis años.

Ahora, el Gobierno conmuta a Cantero la pena de dos años y medio de prisión por otra de dos años, y la de inhabilitación absoluta de seis años por la de suspensión de empleo o cargo público por dos años, "a condición de que no vuelva a cometer delito doloso en el plazo de tres años".

La Audiencia de Álava consideró probado que encima de la sede de HB en Vitoria, el Cesid alquiló, y luego compró, una vivienda desde la que "se realizaban escuchas telefónicas de conversaciones".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de junio de 2005