Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:Apuntes

Traducción e Interpretación, por fin en Valencia

La demanda de estudios de Traducción e Interpretación en la Universitat de València por parte de la sociedad ha sido continua desde hace varios años. Tanto en la secretaría de la Facultat de Filologia como a los profesores que impartimos clases en las distintas especialidades se nos ha preguntado con frecuencia sobre las posibilidades de implantar estudios de este tipo. De hecho, desde el profundo cambio de planes que se realizó en 1993 y la revisión que se produjo en 2000, todas las titulaciones filológicas de lenguas extranjeras que se imparten en esta Universidad (alemana, francesa, inglesa e italiana), pero también filología catalana, incluyeron entre sus asignaturas varias que estaban relacionadas con el ámbito de la traducción. Por otra parte, el plan de estudios de la licenciatura en traducción e interpretación está aprobado desde 1998. Además, desde hace doce años se ofrecen estudios de postgrado en traducción en inglés y actualmente existen tres diplomas de traducción (alemán, francés e inglés) y un certificado en traducción jurada inglés español. Sin embargo, por distintas circunstancias, hasta ahora no había sido posible ofrecer la licenciatura de traducción e interpretación como tal en la Universitat de València.

A partir del próximo curso, 2005-2006 se pone en marcha esta titulación aunque sea sólo como segundo ciclo. Esta limitación de la licenciatura, a la que nos obliga el momento de transición en el que nos encontramos ante la reestructuración de la enseñanza universitaria a nivel europeo, se puede ver como una ventaja, pues se convierte en una titulación complementaria a la que pueden acceder no sólo estudiantes o licenciados en las diversas filologías sino también aquellos procedentes de muchas otras especialidades como pueda ser derecho, economía, medicina o cualquier otra rama de las ciencias. Si hoy en día es importante para los profesionales de cualquier especialidad saber idiomas para poder desenvolverse en el mundo plural y multilingüe en el que vivimos, igualmente importante es disponer de buenos traductores en todos los ámbitos del saber, traductores que deben poseer además de un buen conocimiento lingüístico un profundo conocimiento de la materia sobre la que están traduciendo.

El segundo ciclo de la licenciatura de traducción e interpretación consta de 127 créditos distribuidos en dos cursos, además de 12 créditos que se tienen que cursar como complementos de formación. Al ser unos estudios de segundo ciclo, aparte del requisito de tener completado un primer ciclo de otra licenciatura o ser licenciado, se exige a los alumnos que tengan un conocimiento previo de las lenguas en las que van a trabajar y por esta razón es indispensable que superen un examen de nivel de lengua para poder hacer la preinscripción en la titulación. Este examen se realizará a finales de junio y la matrícula tendrá lugar en los primeros diez días de ese mismo mes. Conscientes de que no es suficiente y de que en el futuro deberemos ampliar el número de lenguas de trabajo ofrecidas, pensamos que podemos sentirnos orgullosos de disponer en este primer año de andadura seis perfiles lingüísticos distintos, pues las lenguas de trabajo que ofrecemos son el español y el valenciano como lenguas propias, el inglés como primera lengua extranjera y el alemán, francés e italiano como segunda lengua extranjera.

Una vez asegurado el conocimiento de tres lenguas: la propia y dos extranjeras, cada una a distinto nivel, el objetivo de la licenciatura es dotar a los estudiantes de las técnicas necesarias para que puedan desarrollar su trabajo en el ámbito de la traducción, tanto a nivel general como especializado, y de la interpretación pero sin olvidar asignaturas de refuerzo lingüístico o conocimientos complementarios en literatura, derecho, ciencias o instituciones europeas. Además, nuestros alumnos se podrán beneficiar de la red de universidades europeas con las que ya tenemos contactos establecidos de modo que puedan realizar estancias en el extranjero a través de los programas de intercambio internacionales o de la red de empresas con las que también tenemos establecidos convenios para la realización de prácticas externas.

La Universitat de València cuenta también con los recursos necesarios para impartir la licenciatura de traducción e interpretación con plenas garantías. Por una parte, contamos con profesorado cualificado que, como ya se ha dicho, lleva mucho tiempo implicado en la docencia de asignaturas del ámbito de la traducción y la interpretación; por otra, estamos actualizando nuestras instalaciones de manera que podamos garantizar unos medios técnicos adecuados para la impartición de las asignaturas.

Estamos convencidos de que los profesionales que la Universitat de València formará a partir del próximo curso en la nueva licenciatura de traducción e interpretación podrán cubrir muchas de las necesidades sociales y profesionales existentes actualmente, desde las de traductor e intérprete en actos culturales o institucionales hasta las de mediador lingüístico y cultural ante la llegada de personas procedentes de muy diversos lugares, pasando por las de traductor e intérprete jurado o asesor lingüístico y cultural en transacciones comerciales.

María José Coperías es vicedecana de estudios de la Facultat de Filologia de la Universitat de València.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 13 de junio de 2005