Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:JORDI REBELLÓN | Actor de 'Hospital Central' (Tele 5)

"Hay que asumir el éxito con los pies en el suelo"

A los 37 años, Jordi Rebellón (Barcelona, 1957) recorría Barcelona en una Vespa llevando cartas urgentes de aquí para allá. Además de mensajero trabajaba como contable a tiempo parcial y actuaba -su gran pasión- siempre que los directores de castings se acordaban de él. Esta etapa de pluriempleo -"había que pagar el alquiler", recuerda Rebellón- terminó cuando le ofrecieron un papel en Médico de familia.

Desde entonces, y sobre todo desde que la productora Videomedia le contrató como médico de Urgencias en Hospital Central (Tele 5), no sabe lo que es el paro.

Pregunta. Casi cinco millones y medio de personas estuvieron pendientes de si su personaje, el doctor Vilches, moría o no. No se quejará de su poder de convocatoria.

Respuesta. No me quejo, al contrario, me alegro mucho y me llena de orgullo. Pero creo que el mérito no es sólo mío, sino de todos los compañeros y del equipo fantástico que hay detrás.

P. El carácter de Vilches es insufrible. Es ácido, intratable, cínico, maleducado... Pero ahora los espectadores están descubriendo que también tiene su corazoncito.

R. Es cierto que está viviendo los momentos más humanos y tiernos gracias a Cruz Gándara [Alicia Borrachero], su pareja sentimental, y a su enfermedad, porque un tumor maligno no es moco de pavo. En ese sentido, sí se ha ablandado, pero el éxito del personaje ha sido siempre su carácter.

P. Su personaje permanece desde la primera temporada, y van nueve, ¿es usted imprescindible?

R. No hay nadie imprescindible, pero es verdad que Vilches es un personaje importante, no voy a decir el más importante, pero sí es uno de los pilares de la serie.

P. Su carrera profesional ha estado muy ligada al teatro. ¿La televisión entraba en sus planes?

R. Creo que un actor tiene que hacer cine, teatro y televisión. Hay momentos para todo. Ahora, después de 16 meses, acabo de dejar la obra de Darío Fo Aquí no paga nadie porque estaba agotado.

P. ¿Le augura una larga vida a Hospital Central?

R. El límite lo marca la audiencia y la publicidad. Mientras Hospital Central siga como hasta ahora continuará, a no ser que la cadena o la productora se cansen.

P. ¿Y cómo digiere el éxito?

R. Bastante bien, creo. A mí no me ha llegado a los 20 años, sino dentro de la cuarentena, cuando ya sabes de qué va este trabajo. Hay que asumir el éxito con alegría y con orgullo, pero con los pies en el suelo. Ésta es una profesión muy etérea, hoy se está arriba y mañana abajo.

P. ¿Reciben muchas quejas de los médicos?

R. No. Al 99% de los médicos con los que he hablado les gusta, dicen que está muy lograda.

P. Usted ha sido muy crítico con el Ayuntamiento de Águilas (Murcia) por su decisión de edificar en un entorno natural. ¿Cómo van sus relaciones con el alcalde?

R. Me sigue considerando persona non grata, y yo lo único que he hecho es denunciar una política urbanística presuntamente ilegal con el cierre de playas públicas, la construcción de chalets en ramblas de desagüe... En cuanto hablo se sulfuran y me intentan desacreditar en los medios locales; en lo legal no hacen nada porque no tienen argumentos. Todo está denunciado y el juez dictaminará.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 12 de junio de 2005