Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Terra Mítica quiere vender 200.000 metros cuadrados como solución a su deuda

Los interventores judiciales tienen previsto entregar a la juez su informe la semana que viene

En Terra Mítica ha tomado cuerpo la posibilidad de vender su reserva de suelo, unos 200.000 metros cuadrados, para hacer frente a la suspensión de pagos. Pese a la dificultad de enajenar suelo previamente expropiado, fuentes del parque temático de Benidorm aseguran que la operación es factible porque se trata de un terreno que ya es propiedad de Terra Mítica, no de la Sociedad Proyectos Temáticos. El proceso de suspensión de pagos entra la próxima semana en una etapa crucial, cuando los interventores judiciales entreguen su informe a la juez.

Terra Mítica da prácticamente por hecho que la solución para poder continuar la actividad del parque a medio plazo está en esos 200.000 metros cuadrados, situados detrás de la zona de Iberia del parque, lindando con Finestrat. En estos momentos, según un portavoz del parque, "mientras se mantenga la suspensión de pagos cualquier planteamiento, incluido el inmobiliario, queda pospuesto".

Pero la suspensión de pagos entra ahora en un periodo crucial. Salvo una nueva prórroga, la intervención judicial concluirá a finales de la semana que viene o inicios de la siguiente, cuando los interventores entreguen a la juez su informe. Una hipótesis que Terra Mítica baraja como muy probable es que se llegue a una quita en la que los acreedores cobren ahora una parte de la deuda. El resto podría abonarse con el dinero de la enajenación de suelo del parque.

Otra solución, aunque más complicada, es que la Generalitat Valenciana, a través de su empresa Sociedad Proyectos Temáticos ponga en el mercado los 758.000 metros cuadrados de terreno. El gran inconveniente es que estos terrenos proceden de expropiaciones y sacarlos a la venta resultaría socialmente muy conflictivo.

Pero los 200.000 metros citados son propiedad de Terra Mítica, no de la Generalitat, y los trámites para su enajenación serían menos gravosos. "Probablemente tengamos que llegar a acuerdos con los propietarios originales", indica un portavoz del parque en referencia a los expropiados.

Con la reforma de la Ley Concursal se admite que el deudor presente una propuesta anticipada de convenio, que puede ser aprobada por el juzgado. Si no hay una anticipada, el deudor ha de presentar una propuesta de convenio durante el procedimiento y se convoca a la junta de acreedores para su admisión o rechazo. Las propuestas de convenio podrían consistir en proposiciones de quita o espera o en acumular ambas; pero las primeras no podrán exceder de la mitad del importe de cada crédito ni las segundas de cinco años. La ley regula las mayorías para aceptar la propuesta de convenio, que deben ir acompañadas de un plan de pago y de un plan de viabilidad cuando se pretenda continuar la actividad empresarial.

Terra Mítica conoce las plusvalía que pueden generar 200.000 metros cuadrados en la zona. Un estudio realizado por urbanistas de Benidorm sitúa entre los 300 y 600 millones de euros la plusvalía de sólo 200.000 metros cuadrados de suelo de esas características. Para la puesta en marcha del parque temático Terra Mítica, el Consell reservó un total de 9,6 millones de metros cuadrados de monte, quemado a mediados de los ochenta. La Generalitat pagó a precio de suelo forestal. Los propietarios recurrieron al Tribunal Superior de Justicia que ha quintuplicado, hasta elevarlas a los 1.000 millones de euros, las cantidades inicialmente abonadas.

La suspensión de pagos en Terra Mítica se desencadenó en diciembre de 2003, cuando el parque no pudo hacer frente a una letra del crédito sindicado de 111 millones con una veintena de entidades bancarias. De este crédito faltan por pagar 82 millones, aunque Terra Mítica está en suspensión de pagos con un pasivo exigible de 218 millones de euros.

Bancaixa y la CAM, las dos grandes cajas valencianas, actuaron como agentes de aquel préstamo y controlan en conjunto más del 40% del capital de Terra Mítica. La Generalitat, tras sucesivas ampliaciones de capital y una operación acordeón, es ahora titular de más del 20%.

Las instituciones, que constituyen el núcleo duro de Terra Mítica, intentaron sin éxito salvar la situación creada cuando Caja Cantabria y Vital Kutxa, dos de las entidades implicadas en el crédito, demandaron a Terra Mítica por impago.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 12 de junio de 2005