Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La infanta Cristina da a luz una niña que recibirá el nombre de Irene

La infanta Cristina de Borbón dio a luz ayer en Barcelona a una niña que se llamará Irene y es su cuarto hijo. Un nombre que "siempre nos había gustado por su significado y su belleza", señaló ayer Iñaki Urdangarín, su padre, a las puertas de la clínica Teknon, donde nació la pequeña, que es el sexto nieto de los Reyes. La niña vio la luz a las 15.55 de la tarde por parto normal, pesó 3.685 gramos y mide 50 centímetros, según informó el doctor Manuel García Valdecasas, que asistió a la infanta Cristina junto al doctor Alfonso Vergés. Urdangarín señaló que tanto la infanta como él están "muy felices" con su nuevo hijo, independientemente de ser niño o niña, y que el bebé "cumple con todas las expectativas del planteamiento de familia que nos habíamos hecho".

El nuevo miembro de la familia real española es el noveno en la sucesión al Trono, después de sus tíos Felipe, príncipe de Asturias, y la infanta Elena, los hijos de ésta, Juan Froilán y Victoria Federica; su madre y sus hermanos, Juan Valentín, Pablo Nicolás y Miguel. Si bien, cuando el próximo mes de noviembre nazca el primogénito o primogénita de los príncipes de Asturias, todos los descendientes de los Reyes, salvo su padre Felipe, heredero directo del rey Juan Carlos por su título, retrocederán un puesto en la línea sucesoria, por detrás del recién nacido.

La hija de los duques de Palma de Mallorca forma parte, junto a sus primos y sus hermanos, de la undécima generación con derecho a la sucesión directa de la Casa de Borbón en España, una dinastía que se inició en 1700 con la llegada al trono de Felipe V.

La nueva hija de los duques de Palma, según lo dispuesto en 1987 mediante un real decreto, tendrá la consideración de grande de España y recibirá tratamiento oficial de excelencia. Pertenece a la familia real, pero de momento, al igual que sus hermanos y sus primos, no tiene concedido ningún título nobiliario. Los duques de Palma contrajeron matrimonio en la catedral de Barcelona el 4 de octubre de 1997, y todos sus hijos nacieron en esa misma ciudad. Su primogénito, Juan Valentín, el 29 de septiembre de 1999; el segundo, Pablo Nicolás, el 6 de diciembre de 2000, y el tercero, Miguel, el 30 de abril de 2002.

La reina Sofía, que había viajado junto al rey Juan Carlos a París para presenciar la final de Roland Garros, al término del primer set abandonó el palco para desplazarse en avión a Barcelona y al entrar en la clínica señaló que le hace "mucha ilusión que sea una niña", mientras el Rey, al término del partido de tenis en que Rafa Nadal se proclamó campeón, recibía las felicitaciones. "Estoy encantado por este doble resultado", señaló don Juan Carlos.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 6 de junio de 2005