Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP estuvo cinco años sin pagar el alquiler de su sede de Majadahonda

Romero de Tejada era alcalde del municipio

Desde junio de 1998 hasta marzo de 2003, el PP de Majadahonda dejó de pagar el alquiler de su sede en esta localidad. El cese en el pago coincide con la fecha en la que Caja Madrid se convirtió en dueña del inmueble. Entonces, Ricardo Romero de Tejada era alcalde de Majadahonda, presidente del PP local, secretario general del PP en Madrid y miembro del Consejo de Administración de la caja, un puesto que aún ocupa. El líder socialista, Rafael Simancas, exige que Romero de Tejada sea apartado del Consejo de Caja Madrid.

El tesorero del PP de Majadahonda, Antonio Vera, confirmó ayer que el PP dejó de pagar el alquiler de su sede -en la que permaneció hasta 2003- cuando Caja Madrid se convirtió en propietaria del inmueble. Según Vera, el PP alquiló el local de la Gran Vía a una empresa en 1991 o 1992. Caja Madrid tenía una hipoteca sobre ese local, que el dueño dejó de abonar, por lo que el inmueble pasó a la entidad bancaria en febrero de 1998. "Desde entonces dejamos de pagar", dice.

El actual alcalde de Majadahonda, Narciso de Foxá (PP), confirma que existía esta deuda con la entidad bancaria, aunque "estaba perfectamente reflejada en los libros de contabilidad del partido".

Tanto De Foxá y Vera, como un alto cargo del PP de Madrid confirman que la situación de impago se mantuvo durante al menos cinco años, pero que el pago se hizo efectivo "hace unos 10 días mediante un ingreso a Caja Madrid de aproximadamente 30.000 euros".

Vera asegura que el alquiler ascendía "aproximadamente a unos 420 euros al mes", por lo que la deuda alcanzaría los 24.000 euros. Probablemente, los 6.000 euros de diferencia se deban a intereses de demora solicitados por el banco.

Se confirma así la denuncia hecha ayer en la sede del PSOE de Majadahonda por el secretario general del Partido Socialista de Madrid, Rafael Simancas, quien dijo contar con "informaciones debidamente contrastadas" de que se había dado esta circunstancia de impago entre el PP majariego y la entidad bancaria. "Caja Madrid perdonó al PP el alquiler de su sede mientras Romero de Tejada era alcalde", afirmó Simancas.

Sin embargo, la entidad bancaria no se da por aludida. Un portavoz de Caja Madrid manifestó tanto la semana pasada como ayer, a preguntas de este periódico, que "a Caja Madrid no le consta que haya ninguna situación irregular respecto al pago del alquiler de la sede del PP en Majadahonda". Al inquirirle sobre el hecho de que el PP haya abonado hace 10 días 30.000 euros por el alquiler atrasado, este portavoz manifestó: "Eso debería preguntárselo al PP".

Altos cargos

Romero de Tejada fue alcalde de Majadahonda desde el 17 de noviembre de 1989 hasta el 8 de mayo de 2001, pero al mismo tiempo era miembro del consejo de administración de Caja Madrid, cargo que ostenta desde al menos 1996; también era presidente del PP de Majadahonda (1987 a 2003) y secretario general del PP de Madrid (1996 a 2004). Es decir, en el momento en que el PP dejó de pagar el alquiler de su sede a Caja Madrid y en años posteriores, Romero de Tejada ostentaba altos cargos dentro de la organización arrendataria y un alto cargo en la entidad bancaria arrendadora.

Simancas declaró: "El PP se ha apresurado a pagar su deuda en los últimos días cuando se ha percatado de que tanto el PSOE como varios medios de comunicación estaban detrás de este asunto, pero ésta no deja de ser una actitud irregular que deja en evidencia al PP". Tan irregular le parece a Simancas que solicitó a la presidenta del Gobierno regional, Esperanza Aguirre, que "retire a Romero de Tejada del consejo de administración de Caja Madrid". EL PAÍS intentó ayer, sin éxito, hablar con Romero de Tejada para recabar su versión.

"Es una cuestión de higiene pública, puesto que Romero de Tejada está implicado en todos los líos urbanísticos del PP. Es el gran capo de la corrupción urbanística en Madrid", agregó. El alcalde de Majadahonda, Narciso de Foxá, aseguró ayer que existían dos motivos para que no se hubiera satisfecho el alquiler durante cinco años. "En aquel momento quisimos comprar el local a la entidad bancaria y más tarde no nos pusimos de acuerdo con la liquidación que hacía Caja Madrid", dijo, a la vez que instó a que fuese "el tesorero del PP en Majadahonda quien explicara" los entresijos del asunto.

Vera explicó: "Desde que Caja Madrid se hizo con la titularidad del inmueble tuvimos conversaciones para comprar el local. Las negociaciones duraron entre 15 o 20 días". No hubo acuerdo porque la entidad bancaria pedía una cantidad demasiado alta. Según Vera, tanto Caja Madrid como el PP de Majadahonda no se ponían de acuerdo con la forma de pago del alquiler. El tesorero asegura que desde el principio, "desde 1998", el PP mantuvo conversaciones con la entidad bancaria para "intentar regularizar el alquiler". Pero los populares majariegos simplemente dejaron de pagar y no depositaron el dinero del alquiler en un juzgado (como hubiera sido lo usual). "No existió una reclamación efectiva por parte de Caja Madrid, sino unas conversaciones amistosas. No nos vimos inmersos en un expediente de desahucio por no pagar; simplemente, las conversaciones se dilataron", explica Vera.

Cuestión de oportunidad

En cuanto al hecho de que la deuda se pagara hace aproximadamente 10 días cuando ésta lleva pendiente desde hace 7 años, la justificación que esgrimen distintos cargos del PP es la misma: cuestión de oportunidad. "Por el motivo que sea se ha visto que existía esa deuda y se ha hecho efectiva. Cuando llegó [la ex ministra] Elvira Rodríguez al frente de la comisión gestora del PP de Majadahonda, se dio cuenta de que el PP no puede estar sin pagar a Caja Madrid", afirma un alto cargo del PP. Según Vera, se ha hecho efectivo ahora, "porque ha tocado y ha tocado". Y, según Narciso de Foxá, "simplemente el nuevo equipo ha solicitado un crédito y ha pagado esa deuda".

El alcalde majariego acusó, además, al socialista Rafael Simancas de "montar un circo en Majadahonda porque se le acabó el tema del hospital de Leganés". "Todos los partidos no andan bien de dinero, y no es que el PP haya intentado que se le perdonara esa deuda", añade De Foxá.

El portavoz del PP en la Asamblea de Madrid, Antonio Beteta, acusó ayer a Simancas de mentir, por lo que advirtió de que sus palabras "se le pueden volver en contra, como quedará acreditado en los juzgados con otra querella que va a interponer el Ayuntamiento de Majadahonda". Y concluyó: "Las insidias de Simancas se ponen de manifiesto cuando entra en un juicio de intención y habla de condonación de la deuda que ya está pagada; y si ya está pagada, no está condonada, por lo que miente, que es su única arma para hacer política".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de junio de 2005