Reportaje:ELECCIONES GALLEGAS | La batalla por el voto

"Don Manuel puede salvar a Galicia y a España"

Fraga empieza su campaña con un mitin-comida en la finca particular de un alcalde

La empanada apareció de nuevo como supremo argumento electoral en la jornada de apertura de la campaña de Manuel Fraga. El primer mitin -o algo parecido- del presidente de la Xunta fue una comida en la finca particular de la casa del alcalde de Negreira (A Coruña), José Blanco Pazos, quien invitó a almorzar a mil personas, contrató una banda de música, empapeló sus muros con carteles electorales e instaló en su jardín una tribuna desde la que proclamó: "Don Manuel puede salvar a Galicia y a España". Antes que Fraga y el alcalde, intervino la ex vicepresidenta de la Comisión Europea, Loyola de Palacio, quien acusó al PSOE de pactar con "todos los grupos radicales, extremistas y periféricos".

Más información

Las fuentes de churrasco y empanada ya se habían vaciado, pero el presentador del acto, Luis Rial, un locutor de la radio autonómica muy popular por sus retransmisiones en directo de todas las romerías y fiestas gastronómicas que se celebran en Galicia, insistía: "Que nadie se quede con hambre. Aquí hay personajes muy distinguidos y no faltará comida para nadie". El público comía, bebía vino tinto y aplaudía a rabiar. Entre el millar de comensales se mezclaba la gente del pueblo y una notable representación de dirigentes del PP: Fraga y tres de sus consejeros en la Xunta; el coordinador de la campaña popular, Xosé Crespo, y un ramillete de alcaldes de toda la provincia, entre ellos el de Ferrol, Juan Juncal, presidente del PP de A Coruña.

La comida de ayer continuaba una tradición anual instaurada por el alcalde José Blanco -"éste es don José, no Pepiño Blanco", dijo el presentador del acto ironizando con la homonimia entre el regidor y el secretario de Organización del PSOE-, quien paga de su bolsillo el banquete como "un homenaje a los emigrantes". El acto figuraba en principio en la agenda institucional de la presidencia de la Xunta. Al final, entre carteles y arengas, la comilona fue otra excusa para pedir el voto.

Blanco Pazos se hizo famoso en Galicia hace algunos meses cuando, después de que el presidente de la Xunta sufriese un desmayo en la tribuna del Parlamento, afirmó en un acto que compartió con él: "Don Manuel tiene un Estado en la cabeza. Moviendo un dedo, mueve un Estado. El día que nos falte, unos irán para el infierno y otros para el 'purguratorio' (sic)". El alcalde de Negreira redobló ayer sus elogios. Además de presentar al jefe del Gobierno autónomo como el hombre que va a salvar a Galicia y a España, Blanco Pazos aseguró: "Don Manuel no tiene una salud de hierro, la tiene de acero. Y también un cerebro fuera de serie".

Para convencer a sus vecinos de que apoyen al PP, el alcalde les hizo un ruego: "No me dejéis quedar mal ante don Manuel". Reía y aplaudía el público, y se deleitaba también la mesa presidencial, en la que se había reservado un lugar para el hasta hace seis meses fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Galicia, Ramón García-Malvar, fustigado durante el ejercicio de su cargo por socialistas y nacionalistas, quienes le acusaban de parcialidad a favor de la Xunta. Y el alcalde se fue envalentonando. Recordó que el candidato del PSdeG, Emilio Pérez Touriño, militó en su juventud en el PCE y le conminó a que explique "si es socialista o comunista". Y para rematar, una perla inquietante: "En España ya no sabemos si gobierna Otegi, Maragall o Carod-Rovira". Todo, entre ración y ración de empanada.

Sobre la firma

Es corresponsal parlamentario de EL PAÍS. Anteriormente ejerció como redactor jefe de España y delegado en Brasil y Galicia. Ha pasado también por las secciones de Deportes, Reportajes y El País Semanal. Sus primeros trabajos fueron en el diario El Correo Gallego y en la emisora Radio Galega.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción