Crónica:BALONCESTO | Cuartos de final de la Liga ACB
Crónica
Texto informativo con interpretación

El Madrid rompe el sueño de la Penya

Con una actuación espléndida de Hamilton, los blancos minan al Joventut y acceden a semifinales

De poco le sirvió al DKV Joventut el arreón final de Rudy Fernández y su intento desesperado por recortar diferencias en el marcador. Sus puntos llegaban tarde a un choque que el Madrid, con un juego tosco pero terriblemente efectivo, se había encargado de sentenciar en el tercer cuarto (45-60). El acierto de Hamilton desde el perímetro y los rebotes ofensivos que Hervelle birló una y otra vez en la zona verdinegra decidieron un encuentro que fue casi un calco del tercero disputado en Madrid. El equipo dirigido por Boza Maljkovic se plantó así en las semifinales donde ahora le espera Estudiantes, en un derby que puede resultar de lo más apasionante.

Como sucedió en Vistalegre, la Penya aguantó el tipo en el choque los dos primeros cuartos, incluso parte del tercero. Mientras el físico resistió y Young, espléndido ayer cerca del aro, contó con la colaboración de Rooks en el rebote ofensivo. Pero Rooks se fue apagando poco a poco, al tiempo que el Madrid se agigantó. Lo hizo de la mano de Hamilton, el jugador que vino a suplir al lesionado Bennett y que está resultando casi más decisivo que el veterano base madridista. La llegada del estadounidense, un base alto, atlético y con una muñeca letal, no ha hecho sino reforzar una línea exterior a la que, hoy por hoy, sólo la del Tau -y ya menos, sin Calderón- se puede comparar.

DKV JOVENTUT 72 - REAL MADRID 81

Joventut: Marco (7), Vázquez (4), Mumbrú (3), Rooks (8), Young (21) -cinco inicial-; Huertas (8), Arnold, Gurovic (3), Rudy Fernández (16), Hamilton (2) y Flis.

Real Madrid: Bullock (7), Sonko (9), Hamilton (11), Hervelle (13), Reyes (13) -cinco inicial-; Gelabale (5), Bueno (7), Larrañaga (7), Fotsis (4) y Herreros (2).

Árbitros: Ramos, De la Maza y Rosado.

Pabellón Olímpico de Badalona. Unos 7.600 espectadores. El Madrid accede a las semifinales por un global de 3-1.

Porque, cuando no apareció Hamilton, el Joventut se encontró con Sonko, otro que las enchufa siempre en el peor momento para el rival -un triple suyo relanzó al Madrid cuando la Penya se acercaba, 29-33- y al que, tampoco ayer, como ya sucedió en el primer encuentro en Madrid, lograron frenar ni Marco ni Huertas ni Rudy. No precisó, pues, Maljkovic de Bullock, el tercero en liza, muy gris ayer.

Inteligente, el Madrid atacó a los de Aíto en el punto que más le duele: no les dejó correr. Los jugadores de Maljkovic intepretaron el balance defensivo a la perfección y obligaron a los verdinegros a renunciar a lo que más les gusta: el contrataque. El Joventut, que había llegado vivo al tercer cuarto (41-49), se empeñó entonces en lanzar y fallar de tres (acumuló un paupérrimo 20%). Todo lo contrario que Hamilton que, por entonces, ya había tomado el relevo de Sonko. Sumó dos triples precisos y mandó a Hervelle a recoger todo lo que escupía el aro. El Madrid puso la directa (45-65) y el esfuerzo final de un Rudy, que había estado muy gris, sólo sirvió para maquillar el marcador.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción