Una lista de espera de un año para poder crear

El castillo de Santa Catalina tiene cerca de 400 años. Su primera misión fue proteger a la ciudad de los asaltos. Se reconvirtió en prisión militar para presos especiales. Y, ahora, después de que el Ministerio de Defensa le cediese el uso al Ayuntamiento de Cádiz, se ha transformado en un espacio cultural polivalente, abierto al público, que alberga exposiciones, conciertos, escuelas taller y, en cuestión de un mes, tiendas de artesanía propias.

En ese ambiente, con unos 20.000 visitantes anuales, trabajan los artistas. "No nos molestan. Algunos suben la escalerita de acceso y entran en la habitación. Unos pocos preguntan que qué hacemos pero la mayoría se va sin hablarnos", detalla Antonia Domínguez. La pintora reconoce que estas espontáneas consultas le sirven para volver a la realidad tras minutos de abstracción artística.

La gallega Berta Ares tenía previsto marcharse hoy del castillo de Santa Catalina. No ha agotado el tiempo máximo de estancia de tres meses. Sólo lo había reservado durante 30 días. Ahora regresará a Madrid, donde podrá exponer las obras que acaba de crear.

Su habitación no se quedará vacía. La concejal de Artesanía de Cádiz, Rosario Soto, explica que la fortaleza gaditana tiene reservadas plazas por un año. Y, con la promoción internacional que se va a hacer, espera que esta lista se incremente.

Los artistas que deseen trabajar en Santa Catalina deben enviar un formulario al Ayuntamiento y presentar en CD un catálogo con su obra. "Hasta ahora, hemos aceptado a todos los que nos lo han pedido porque todos tenían un gran valor artístico", explica Soto.

Una de las estancias está a la espera del regreso de la pintora inglesa Charlotte Baynes, que se encuentra en Warrington (Reino Unido) en una conferencia, a la que ha sido invitada, precisamente, para hablar de Cádiz.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción