Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La polémica del Audiovisual hace estallar la crisis del PA y destapa al nuevo bloque crítico

La dirección advierte de que quienes contravengan las normas "están fuera del partido"

La inclusión en la lista socialista al Consejo Audiovisual del referente crítico del PA Javier Aroca -después de que la ejecutiva acordara no proponer a nadie- ha hecho saltar por los aires la crisis interna hasta ahora contenida. A la par que la dirección anunciaba la expulsión de Aroca si persiste en concurrir en la candidatura de otro partido, los opositores al secretario general, Julián Álvarez, se constituyeron en un bloque articulado, en el que figura, entre otros, el portavoz parlamentario, José Calvo. La dirección advirtió en un comunicado de que las "tendencias organizadas o corrientes de opinión" están expresamente prohibidas por los estatutos y que todos los que lo contravengan "están fuera del partido".

El PSOE asegura que fueron los críticos quienes les sugirieron el nombre de Aroca

El punto álgido de la nueva crisis andalucista ha cogido al secretario general, Julián Álvarez, fuera de España, ya que ayer por la mañana emprendió viaje para asistir en Francia al Congreso de la Alianza Libre Europea. En su ausencia, fue el secretario de Organización, Manuel López, quien advirtió en un comunicado al nuevo bloque crítico, autodefinido como "grupo de opinión", que los estatutos emanados del 13 congreso del pasado mes de diciembre prohíben expresamente las "tendencias organizadas o corrientes de opinión". López añadió en su escrito: "Todos aquellos cuyos actos públicos vayan contra los estatutos y las resoluciones del congreso se sitúan fuera del partido y no podrán ser considerados como militantes andalucistas".

La creación de un bloque crítico articulado a la dirección salida del congreso de diciembre venía fraguándose casi desde el mismo día en que se clausuró el cónclave, aunque lo ocurrido con el Consejo Audiovisual ha precipitado su presentación pública. De hecho, los nuevos críticos habían convocado en varias ocasiones a dirigentes y militantes descontentos de todas las provincias y, concretamente, hace unas semanas celebraron una reunión para ultimar detalles en un hotel sevillano. Este sector había decidido seguir adelante con la reorganización del grupo aún después de que el ex secretario general Antonio Ortega declinara encabezarlo y abandonara su escaño en la Cámara.

Tras el revuelo desatado ayer al conocerse que Javier Aroca figuraba en la lista socialista del Consejo, Antonio Moreno, diputado por Cádiz y miembro de la Mesa, convocó aceleradamente una conferencia de prensa (a las 14,20 horas) para las cinco de la tarde, también en un hotel de Sevilla. Junto a él se encontraban destacados dirigentes críticos, como el alcalde de Almuñécar, Juan Carlos Benavides; el ex secretario de Organización, Juan Carlos Soriano; el secretario provincial de Cádiz, Alfonso Andrade; el diputado por Huelva Miguel Romero y otros militantes más hasta completar una quincena de personas. El portavoz parlamentario, José Calvo, también participa de la plataforma, pese a no estar presente.

Moreno leyó un artículo de la Constitución Española en el que se hace referencia a la democracia interna de los partidos políticos y a renglón seguido anunció que él y sus compañeros habían decidido formar un grupo de opinión para denunciar lo que consideran "irregularidades" del equipo de Álvarez. Además de para presentar un candidato a la Junta en 2008 en las elecciones primarias que preceptivamente tiene que convocar su formación. Se confesó "preocupado" por la marcha del partido tanto a nivel orgánico como ideológico, aunque no llegó a precisar qué aspectos ideológicos le suscitan inquietud, únicamente que el embrión de este grupo no surge de "un cabreo", sino de una larga reflexión de todos.

Moreno aseguró que él y los miembros de la plataforma, que se llamará Más andalucismo o Más nacionalismo andaluz, desconocían que Javier Aroca, mano derecha de Antonio Ortega y ex viceconsejero de Turismo, había aceptado formar parte del Consejo Audiovisual a propuesta de los socialistas, una vez que la ejecutiva del PA había acordado renunciar a su capacidad de propuesta mientras que todos los partidos no alcanzasen el consenso. No obstante, fuentes socialistas y del propio PA aseguraron que fueron los nuevos críticos quienes les sugirieron el nombre de Aroca para el Consejo cuando se les sondeó sobre posibles candidatos del espectro andalucista.

Moreno tampoco aclaró qué piensan hacer los tres diputados de este sector (él mismo, Miguel Romero y José Calvo) cuando tengan que votar a Aroca en el pleno el próximo día 1. La secretaria de Comunicación, Isabel Donado, tenía prevista una reunión ayer con el grupo parlamentario para discutir este asunto y, justo en el momento que se disponía a entrar en la Cámara, se encontró con la sorpresa de la constitución y presentación del bloque crítico de manera simultánea.

La lectura de la dirección es que la "revuelta" de los otrora oficialistas viene de la manera menos mala. Esto es, de la mano del PSOE -en referencia a el caso de Aroca-, y que, por lo tanto, internamente su posición quedará fortalecida frente a quienes se alían con el adversario.

En ese sentido, el secretario de Organización, Manuel López afirma en el comunicado oficial: "Es lamentable que nos encontremos a estas alturas casos como el de Javier Aroca que va en una lista del PSOE para ocupar un sillón del Consejo Audiovisual, cuando hay 700 concejales andalucistas luchando en sus pueblos y ciudades para ser una alternativa al PSOE. Todo lo que se coloca en una posición semejante se autoexcluye del partido".El portavoz parlamentario del PA, José Calvo, no escondió ayer su desacuerdo con la ejecutiva de su partido por la estrategia que ha llevado con el Consejo Audiovisual. Calificó de "actitud franciscana" la renuncia a presentar candidatos mientras no hubiera consenso y cuando se le preguntó si se sentía "engañado" por el PP, Calvo replicó que este interrogante debía responderlo su partido y, más concretamente, "quien hablara con el PP, si es que habló alguien, para cerrar algún tipo de acuerdo". Remató su intervención asegurando: "Que cada palo aguante su vela".

Mientras, el consejero de la Presidencia, Gaspar Zarrías, acusó ayer al líder del PP, Javier Arenas, de "trampear" con su propuesta de dejar de hablar de la pensión de los ex presidentes de la Junta si consigue los tres miembros en el Consejo Audiovisual de Andalucía que los populares vienen reclamando. En conferencia de prensa en Granada, Zarrías aseguró que esta proposición es "incalificable" y señaló que su partido "lo que ha pretendido es evitar por todos los medios que el PP boicoteara la creación" del consejo. Para Zarrías, "no deja de ser paradójico que sea la trampa permanente el instrumento que está utilizando Arenas y el PP para hacer política en Andalucía.

Engaño

Por su parte, el secretario de Organización del PSOE, Luis Pizarro, denunció que Javier Arenas ha "engañado" al Partido Andalucista en el Consejo Audiovisual, lo que, según dijo, ha "obligado" a los socialistas a presentar finalmente nueve representantes "para que quede garantizada la pluralidad del órgano y que su composición refleje el arco parlamentario".

Arenas, por su parte, afirmó que le parece "de una gravedad extraordinaria" que el PSOE haya incluido entre sus candidatos al Consejo Audiovisual a Aroca. El líder del PP aseguró que se trata de "una intromisión absolutamente ilegítima en la vida interna de otra formación política" que debería llevar a una "reflexión" tanto a su partido como a IU y PA. "No sea que al final quien mande en nuestra vida interna sea el PSOE", añadió. "El PSOE manda en el PSOE, pero lo que nos faltaba es que el PSOE sea el que mande en el PP, en el PA y en IU porque entonces la democracia está ausente", dijo Arenas.

El dirigente popular añadió que lo que está ocurriendo en Andalucía en el plano institucional es "muy grave" porque "no se están respetando las reglas del juego y se ha quitado a los partidos políticos en el Parlamento la representación que les toca conforme con los votos que han obtenido en las urnas".

Mientras, la portavoz parlamentaria de IU, Concha Caballero, reconoció que el Consejo Audiovisual no nace en el "mejor" ambiente posible, aunque aseguró que su partido votará la propuesta que se ha acordado con el PSOE porque es el compromiso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de mayo de 2005