Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Apuntes

De seis titulaciones a tres títulos de grado

Los directores de las escuelas donde se imparte Aeronáutica reunidos en la Politécnica la semana pasada adelantaron que propondrán en el Libro blanco, que presentarán a la ANECA a mediados de junio, agrupar las cinco titulaciones técnicas actuales (aeronaves, aeromotores, aeronavegación, aeropuertos, y equipos y materiales aeroespaciales) y la Ingeniería en Aeronáutica en tres títulos de grado: Vehículos aeroespaciales, Ingeniería en sistemas y operaciones aeroespaciales, e Ingeniería aeronáutica. Este último título de grado estará acompañado de un master puesto que por sí solo "no tendrá atribuciones específicas" como los dos anteriores.

No obstante, esa es la propuesta de los máximos responsables de las titulaciones, que no tiene por qué coincidir con lo que decida el Ministerio de Educación, que recibirá la elaborada por la Subcomisión de Estudios Técnicos, el próximo 25 de mayo, con respecto al catálogo de titulaciones en la que el ministerio está trabajando. Así, aunque tanto el ministerio como los libros blancos subvencionados por la ANECA persiguen un mismo objetivo: adaptar las actuales carreras al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), las propuestas pueden ser divergentes y también las nomenclaturas.

Los actuales ingenieros aeronáuticos se encargan de diseñar, proyectar, construir y mantener correctamente los vehículos aeroespaciales; planifican los procesos productivos en empresas dedicadas a construir aeronaves; realizan la dirección de proyectos de infraestructuras y terminales de aeropuertos, además de dedicarse a la investigación y consultoría. No obstante, es una rama de la ingeniería tan versátil que, según los estudios realizados por el Colegio de Ingenieros para el Libro blanco, muchos de sus egresados están trabajando en la industria automovilística, electrónica o energética, entre otros campos.

La puesta en marcha del EEES permitirá a los graduados aeronáuticos convalidar sus estudios de manera automática, un cambio que beneficiará sobre todo a los ingenieros de un campo muy habituado a la movilidad laboral.

Actualmente, como son también pocas las universidades europeas que la ofertan, han constituido la red Pegasus, para poner en relación a sus titulados con las empresas aeronáuticas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de mayo de 2005