Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL | 37ª y penúltima jornada de Liga

Beckham pide fichajes

En la despedida de la Liga, el Bernabéu dio su adiós a Fernando Hierro

Si el deporte no existe sin competición, el acontecimiento que se celebró ayer en el Bernabéu no fue un partido de fútbol. Tal vez se tratase de un hecho socialmente relevante. Acaso, una ocasión para el turismo. Mucha gente de Huelva, mucha gente de Extremadura, de Castilla y León, y hasta de Galicia, visitó el Paseo de la Castellana, sus luminosas torres, su tétrico Windsor, y, como dice el himno, "las mocitas madrileñas".

Lo más emotivo que se vio en Chamartín fue la despedida que le brindó la gente a Fernando Hierro, que hace una semana anunció su retirada del fútbol profesional. Se fue un grande y la afición lo aclamó con una ovación atronadora. Tan unánime que ni la megafonía del estadio, elevadísima, pudo apagar los aplausos y los gritos de "¡Hieeerrooooo! Hieeerroooooo!". Sin desahogos sentimentales como éstos, ¿qué sería de los consumidores de mercadotecnia deportiva?

Además de despedir a Hierro y de disfrutar de una estupenda tarde, la gente vio un derby. El Madrid jugó contra el Atlético. El técnico madridista, Vanderlei Luxemburgo, fue al grano: "Fue un derby aburrido. Los jugadores ya no tienen ganas de competir". Casillas discurrió por el mismo camino: "Mentalizarse para jugar ahora es complicado". En efecto. Ayer hubo mucho jugador fatigado preguntándose por el sinsentido de esta Liga que sigue adelante después de terminada. Porque para algunos el campeonato se acabó hace una semana. Para otros, hace meses.

David Beckham habló de su decepción: "Estoy decepcionado. Ha sido un partido muy aburrido en el que era muy difícil concentrarse. Era nuestro último partido ante la afición y tendríamos que haber dedicado un triunfo a los nuestros. Pero tras perder la Liga y quedarnos sin posibilidades el nivel ha bajado".

Además, y a propósito de los tiempos que corren, el inglés habló del mercado de fichajes y dijo que el Madrid necesita refuerzos morales: "Necesitamos fichar a dos o tres jugadores que den ánimo competitivo a la plantilla".

Ultras Sur, el grupo fanático madridista, aprovechó el sopor para hacer alarde de urbanidad. Los fanáticos criticaron la invasión del entrenamiento del Atlético, el jueves pasado, por parte de supuestos miembros del Frente Atlético, su contraparte colchonera. Lo hicieron con una serie de carteles alusivos al aspecto de aquellos individuos: "Pasamontaña: 1 euro. Traje y corbata: 50 euros. ¡Veros hacer el ridículo no tiene precio!".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 22 de mayo de 2005