Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Organización Internacional para las Migraciones felicita a España por la regularización

Brunson McKinley, director general de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), con sede en Ginebra (Suiza), ha enviado una carta a Jesús Caldera, ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, en la que le transmite, en nombre propio y en el de esta entidad ligada a Naciones Unidas, las "más sinceras felicitaciones por la puesta en práctica y la exitosa culminación del proceso de regularización de migrantes en España".

McKinley subraya en la misiva que "el futuro y destino del manejo de la migración como fuerza positiva y motora del desarrollo dependerá, en gran medida, de este tipo de iniciativas". Por ello, alaba "los esfuerzos, visión y logros" del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en la cuestión migratoria, "la cual está inspirada en genuinos empeños por encauzar la migración de una manera racional y humana".

A juicio del director de la OIM, de la que es miembro España, este tipo de proceder contribuye "a combatir la migración irregular, la trata y el tráfico ilícito de migrantes y otras formas de explotación y abuso de los derechos humanos. Estos principios forman parte de los cimientos de la OIM".

El responsable de la organización muestra su deseo de conversar personalmente "en un futuro cercano" con Caldera y otras altas autoridades del Gobierno sobre la regularización. McKinley se muestra convencido de que España "no solamente tendría mucho que aportar al diálogo internacional, sino que recibiría también un apoyo muy valioso contra los desafíos migratorios a los que se enfrenta".

La OIM está compuesta por 109 Estados, incluida España, y tiene un presupuesto anual de 900 millones de dólares para el desarrollo de los más de 1.200 proyectos que tiene en marcha en la actualidad. Su objetivo es que una migración humana y ordenada beneficia a los migrantes y a la sociedad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de mayo de 2005