Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Piqué Vidal declara que intermedió para recuperar 6,5 millones sin saber su origen

El abogado barcelonés Joan Piqué Vidal declaró ayer ante el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu que asesoró a unos clientes de su despacho para recuperar 6,5 millones de euros que habían sido intervenidos en una operación antidroga, aunque precisó que desconocía el origen del dinero. Piqué Vidal declaró durante hora y media acusado de un delito de blanqueo de capitales procedente del narcotráfico por su supuesta relación con una red desarticulada el 22 de marzo y que se saldó con la detención de ocho personas -seis de nacionalidad mexicana y dos colombianos- y el decomiso de más de dos toneladas de cocaína ocultas en una nave de la localidad barcelonesa de Rubí.

En esa intervención conjunta del Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil, denominada Operación Tacos, se intervinieron también 12 millones de euros en efectivo. La operación se precipitó porque días antes, el 17 de marzo, las fuerzas de seguridad interceptaron en el aeropuerto de El Prat otros 6,5 millones de euros en metálico que iban a ser evadidos en un vuelo privado hasta Canadá. Las sospechas de los investigadores es que Piqué Vidal pudo participar en el blanqueo de ese dinero procedente de la droga a través de sociedades instrumentales y eso es lo que motivó que la policía le detuviese durante cinco horas el pasado 4 de abril. Una de las empresas empleadas para el blanqueo, según las investigaciones, pudo ser Time Producciones, constituida en su despacho y dedicada a actividades audiovisuales.

Sin embargo, en su declaración de ayer, Piqué Vidal explicó que le telefoneó Guillermo Ocaña, un empresario mexicano cliente de su despacho y durante años directivo de Televisa en Europa, para que asesorase a unos amigos suyos, que eran los dueños de los 6,5 millones de euros intervenidos y que él se limitó a hacer unas consultas y acabó derivando el tema al abogado de Madrid Carlos García de Ceca, que fue quien ayer lo asistió.

Piqué Vidal -que fue abogado de Jordi Pujol en el caso Banca Catalana y que en enero pasado fue condenado a siete años de cárcel por el caso Estevill de extorsión a empresarios-, también declaró que Time Producciones no guarda ninguna relación con la red de blanqueo de capitales. El empresario mexicano era uno de los socios de esa sociedad, así como otro empresario dedicado la producción de documentales y programas que tiene sus oficinas en el mismo edificio que Piqué Vidal, y que ayer también declaró como imputado en la causa asistido por un abogado de aquel despacho.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de mayo de 2005