Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE aspira a obtener en Galicia 300.000 votos más que en 2001

Los socialistas esperan repetir el 19 de junio los resultados de las legislativas

Hace cuatro años, casi el 22% de los gallegos votaron las listas del PSdeG-PSOE en las elecciones autonómicas, y en los comicios legislativos de 2004 ese porcentaje subió 15 puntos (300.000 votos más que en la votación de 2001). Si se repitiera este resultado, los socialistas tendrían la posibilidad de desbancar al PP en la Xunta. Ésa es una de las reflexiones que figuran en la guía de campaña del PSdeG, que basa su estrategia en la movilización para superar la "resistencia al cambio" y que los gallegos confíen en ese partido como lo hicieron en Zapatero.

Todo es posible, según esa guía de campaña, porque sólo el 59% de los electores tiene decidido su voto. "Lo que ocurra en el desarrollo de la campaña será decisivo para el resultado final". En una encuesta interna de los socialistas gallegos, que recoge su guía de campaña, se atribuye 33 escaños al PP, 29 al PSdeG y 13 al BNG. Según esa encuesta, el PP perdería nueve puntos y ocho escaños. Los socialistas subirían más de quince, igualando el resultado de las elecciones generales de marzo de 2004, cuando obtuvieron casi 300.000 votos más que en las autonómicas de 2001, y aumentarían su presencia en 12 escaños.

"Esta es la situación casi dos meses antes de las elecciones: pero mantenerla e incluso mejorarla exigirá un extraordinario esfuerzo de movilización por parte del partido y de todos los gallegos que desean el cambio", se advierte en la guía de campaña.

El temor al cambio se relaciona con "la incertidumbre de lo que vendrá después. ¿Qué presidente, qué Gobierno?", señala la guía. "El resultado depende de que finalmente se imponga el deseo de cambio o el temor al cambio; se trata, pues, de una decisión 100% política y con gran contenido emocional", interpretan los autores de la guía, elaborada por equipos conjuntos del PSdeG y de la Secretaría de Organización del PSOE, que dirige José Blanco.

"Deseo de cambio"

Esta guía hace un análisis de los puntos fuertes y débiles de cada uno de los partidos en liza. Los socialistas cuentan a su favor con "el deseo de cambio, que está conectado con el rechazo a Fraga pero que exige además una formulación positiva y de futuro". Añaden "la identificación de los sectores progresistas" con las ideas del partido que lidera Emilio Pérez Touriño. Éste es descrito como "el presidente capaz de sustituir a Fraga e impulsar el progreso de Galicia, profundizar su autogobierno y reforzar el papel" de esa comunidad. También exhiben a su favor "la buena imagen de Zapatero y de su Gobierno". Asimismo, los socialistas resalzarán la gestión de sus alcaldes, "uno de los principales factores de credibilidad" del PSdeG.

Los puntos débiles que cita para sí este partido los achaca, al menos en esta guía, a factores ajenos, como la capacidad de propaganda del PP, la hostilidad de medios de comunicación y "la incertidumbre" de los ciudadanos frente al cambio.

Los socialistas gallegos están preparados para que el PP acuse a Zapatero de olvidar a Galicia. Contrarrestarán ese ataque con la repetición machacona de que nunca como en este último año se ha prestado atención a las necesidades de esa comunidad desde el Gobierno central.

También saben que el PP pintará un cuadro negro sobre el eventual Gobierno que los socialistas formarían con el BNG. La guía marca que no se entrará en detalles pero se tratarán las preguntas sobre coaliciones de Gobierno "con naturalidad y sin caer en actitudes defensivas". Es más, se asegurará que con Touriño vendrá "un cambio sereno, natural, para mejorar y no hacer tabla rasa del pasado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de mayo de 2005