Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chaves y Bono firman un convenio para construir guarderías en cuatro cuarteles

El objetivo es conciliar la vida laboral y familiar de los militares

El presidente de la Junta, Manuel Chaves, y el ministro de Defensa, José Bono, suscribieron ayer un acuerdo para construir cuatro guarderías para hijos de los militares en las instalaciones militares de Morón de la Frontera (Sevilla), Armilla (Granada) y Rota y San Roque (Cádiz). El proyecto, que costará un millón de euros, pretende facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar de los militares.

Manuel Chaves y José Bono suscribieron ayer este convenio de forma solemne en el Palacio de San Telmo, sede de la presidencia de la Junta de Andalucía, en presencia de cargos militares, de la consejera de Igualdad, Micaela Navarro, y del delegado del Gobierno, Juan José López Garzón.

Estas cuatro guarderías o "centros de atención socioeducativa" para niños menores de tres años forman parte de un paquete de 25 aprobado por el Consejo de Ministros. El plan supondrá una inversión global de seis millones de euros y afectará, según dijo Bono, a 1.200 niños.

Tras la firma, Chaves y Bono intervinieron para valorar la importancia del convenio. El ministro de Defensa hizo hincapié en la cooperación entre las dos administraciones. "En política, la distancia más corta es el acuerdo y eso lo sabemos el ministerio y la Junta", afirmó Bono, quien destacó también la coincidencia de ambas administraciones en la defensa de los derechos y las oportunidades de los ciudadanos.

Y en este sentido, recalcó que las guarderías en las instalaciones militares persiguen la conciliación de la vida laboral y familiar de los militares, sobre todo en el caso de las mujeres. En esta misma línea se pronunció el presidente de la Junta, quien destacó que un elemento fundamental de las sociedades democráticas en "la perfecta integración de las fuerzas armadas en la sociedad civil".

El convenio establece que Defensa asume la creación de los centros, su mantenimiento y gestión y se encargará de garantizar que las guarderías cumplen con los requisitos de funcionamiento, titulación del profesorado y planes de estudio. Mientras, la Consejería de Igualdad orientará con las instalaciones y asesorará en la contratación del profesorado.

El ministro hizo una cerrada defensa de los militares. "Es difícil encontrar un colectivo con la misma acomodación constitucional", dijo Bono, quien se quejó de la precariedad económica de los militares y se comprometió a ejercer de "portavoz" de una situación que debe ser corregida. "Hacen más esfuerzo nuestros militares en el servicio a España y en el cumplimiento de sus misiones que esfuerzo presupuestario se hace con los Ejércitos", dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de mayo de 2005