Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP de Almería da un día más a Enciso para que releve a Añez y evite la expulsión

Enciso responde que no destituirá al edil ni aunque éste se lo pida

El presidente del PP en Almería, Gabriel Amat, hizo ayer una última oferta al alcalde de El Ejido, Juan Enciso: el PP renunciará al expediente de expulsión si Enciso acuerda hoy el relevo de José Añez como concejal popular en el Ayuntamiento y como secretario local del partido. Enciso no esperó y anoche mismo respondió que no destituirá a Añez ni aunque éste se lo pida.

Enciso dijo que José Añez, expulsado del PP y presidente de la Diputación de Almería, "ha estado siempre al lado de su pueblo, incluso en momentos difíciles, y no como otros dirigentes del PP". "El compromiso del PP de El Ejido con sus vecinos no puede estar a capricho de estos señores, a que se hagan las listas según su gusto", añadió.

Juan Enciso recordó que Añez fue el número dos de su lista y que éste "se mantendrá en todas las negociaciones que se puedan establecer, como así ha sido hasta ahora". "José Añez no es ningún estorbo, salvo para algunos señores del PP", añadió. A su entender hay "orden de cargar contra Añez", pero advirtió: "Es intocable".

"Cuando en momentos difíciles ha habido que estar contra otros partidos, e incluso contra el nuestro, José Añez no ha mirado más que los intereses de su pueblo, y no como otros que siguen poniendo sus intereses por encima de los de su pueblo", insistió Juan Enciso.

Por último, el presidente del PP dijo: "Él ha dicho incluso que no quería ser un estorbo para llegar a una solución. Pero yo no le admitiré esa dimisión".

El alcalde de Dalías, Jerónimo Robles, también se niega a relevar a Ángel Díaz (leal a Añez en la Diputación) como concejal popular. Por el momento, sólo el alcalde de Bayárcal, José Rovira, ha aceptado la imposición del PP y ha destituido como edil de su grupo al vicepresidente primero de la Diputación, Ginés Martínez.

El diálogo entre ambos sectores del partido está roto desde hace semanas y los ultimátum y las respuestas de ayer se produjeron a través de notas enviadas a los medios de comunicación.

Tras la propuesta del comité ejecutivo provincial, será la ejecutiva regional la que tome la decisión definitiva sobre el futuro de los alcaldes de El Ejido y Dalías. La dirección nacional no intervendrá.

La segunda decisión que se adoptará en ese comité será la disolución de las juntas locales del partido en ambos municipios. Una fuente del equipo de Amat afirmó ayer que la dirección no ha hecho cálculos sobre el respaldo que el PP conservará entre sus respectivas militancias.

En ambas decisiones -expediente de expulsión y disolución de las juntas locales- se seguirá a rajatabla los estatutos del partido, según Amat. Para las dos se necesita el voto de la mayoría del comité ejecutivo, algo que se da por descontado.

El paso siguiente a la iniciación del expediente será la imputación de los incumplimientos de los estatutos (la negativa a expulsar a Añez y Díaz y posiblemente alguno más). El proceso exige además la audiencia al perjudicado y da la última palabra al comité de derechos y garantías del PP regional.

El presidente del PP almeriense, Gabriel Amat, aseguró ayer que en la disolución de las ejecutivas de El Ejido y Dalías "se cumplirá a rajatabla con los estatutos de la formación", lo que implica que, en un principio, él mismo asumirá la dirección. La intención del partido es rehacer las dos direcciones locales antes de que lleguen las municipales de 2007. Hasta que los militantes no elijan a sus miembros, los estatutos prevén que las juntas gestoras se gobiernen desde la ejecutiva provincial, por lo que su presidente provisional será el propio Gabriel Amat.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de mayo de 2005