Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Mercedes Clase B

El monovolumen de Mercedes

El Clase B es un familiar mestizo que combina soluciones de los turismos y los monovolúmenes. Aplica una receta similar a la del VW Golf Plus y ofrece un interior más amplio y práctico, pero sin sacrificar la línea y el comportamiento dinámico.

El mismo concepto del Golf Plus en una interpretación diferente. Se llama Clase B y es un familiar mestizo a medio camino entre turismo y monovolumen, la alternativa elitista de Mercedes a los monovolúmenes compactos como el Renault Scénic. Ofrece cinco plazas muy amplias y un maletero de 544 litros, pero no penaliza la línea y mantiene una manejabilidad similar a la de los turismos. Este nuevo familiar ya está a la venta en España con unos precios a partir de 22.600 euros, 3.300 más que el Clase A.

Un cóctel mestizo muy habitable

El nuevo Clase B comparte la base del pequeño Clase A, pero, al contrario que el Golf Plus, crece en longitud en vez de hacerlo en altura: mide 4,27 metros, 43 centímetros más que su hermano pequeño.

El Clase B recoge el estilo de Mercedes y añade unas proporciones innovadoras que le distinguen: es más alto que un familiar compacto normal (Focus, Astra...), pero más bajo y estilizado que un monovolumen. En cambio mantiene un interior de diseño muy similar al del Clase A, lo que le resta originalidad y poder de seducción.

Al margen de la estética lo más llamativo es el espacio disponible: la fila trasera puede alojar a pasajeros de talla extragrande y el maletero tiene una capacidad sobresaliente. Pero como mantiene la misma anchura del Clase A, no permite viajar juntos atrás a tres adultos con cierto desahogo. La flexibilidad, en cambio, está mejor resuelta: banqueta trasera plegable, base del maletero regulable en altura y otros detalles. Sin embargo, y al contrario que el Golf Plus, las soluciones más prácticas son opcionales, como el sistema Easy Vario Plus, que incluye asientos desmontables (la fila trasera y la butaca del copiloto) y deja el interior casi diáfano para poder cargar de todo: material deportivo, muebles...

Más estabilidad y muchos motores

El Clase B comparte los motores del Clase A: 1.5, 1.7, 2.0 y 2.0 turbo, en gasolina (95, 116, 136 y 193 CV), y dos 2.0 CDi turbodiésel (109 y 140 CV). Los tres últimos llevan cambio manual de seis marchas, pero todos cuentan como opción con un nuevo automático CVT (similar al de los escúteres). Además, el equipo de serie incluye cuatro airbags, ABS, ESP, aire acondicionado y radio-CD.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de mayo de 2005