_
_
_
_

Las autoridades analizan medidas para Villaverde tras los incidentes xenófobos

Delegación del Gobierno y Ayuntamiento analizan la situación

Villaverde recupera la normalidad. Durante la noche del sábado y la madrugada del domingo no hubo incidentes en el barrio, según la policía. Hoy hay convocadas dos reuniones en las que será analizada la situación y se buscarán posibles soluciones. A una acudirán el delegado del Gobierno, el concejal de Seguridad y mandos policiales. A la otra, vecinos, comerciantes y representantes de los grupos políticos.

Más información
Piden a la Fiscalía que investigue la presencia de los grupos nazis en Madrid

El pasado 2 de mayo, José Alberto M., un dominicano de 19 años, apuñaló dos veces y mató a Manuel G. C., de 17, tras un pequeño roce entre Manu -como le conocían sus amigos- y un familiar de José por el uso de una fuente pública. Este homicidio desató la ira de algunos españoles de la zona, que intentaron tomarse la justicia por su mano y agredieron a inmigrantes -que representan el 18% de la población en el barrio-, además de apedrear algunos de sus negocios en la zona. La situación alcanzó el punto álgido la noche del viernes, cuando al menos cuatro inmigrantes resultaron heridos leves tras el funeral de Manu.

El sábado la situación volvía a la normalidad en Villaverde (144.000 habitantes, con un desempleo del 9% y una de las rentas más bajas de la capital, 8.100 euros), lo que se confirmó por la noche, en la que, según la policía y Emergencias Madrid, no hubo más agresiones.

A pesar de la aparente tranquilidad, el delegado del Gobierno, Constantino Méndez, ha convocado con "urgencia" para las seis de la tarde de hoy al concejal de Seguridad del Ayuntamiento, Pedro Calvo; al jefe de la Policía Municipal, José Luis Morcillo; al jefe superior de Policía, Miguel Ángel Fernández Rancaño, y al comisario jefe de Usera-Villaverde, Esmeraldo Rapino. En esta reunión se estudiarán las medidas a tomar por ambas administraciones.

Cita a las siete

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Una hora más tarde, a las siete, hay otra cita en la Junta Municipal de Villaverde, donde está prevista una reunión de la Junta de Seguridad del distrito, convocada por el concejal Carlos Izquierdo. El director general de Inmigración del Ayuntamiento, Tomás Vera, los tres grupos políticos con representación en la Administración local (PP, PSOE, IU) y diversas asociaciones vecinales, comerciales y sociales han sido invitados a acudir a la reunión.

Los llamamientos a la calma se han sucedido en los últimos días. La Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) y el Movimiento Contra la Intolerancia han pedido tranquilidad a los vecinos.

El secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM), Rafael Simancas, declaró ayer que la sociedad madrileña no es violenta ni xenófoba y pidió al Gobierno regional, que preside Esperanza Aguirre, que desarrolle una política de prevención social para evitar brotes violentos, como el de Villaverde, que están sucediendo en la Comunidad.

"Hay una relación directa entre asuntos como la marginalidad, el abandono de aulas o el desempleo con la violencia, y para evitarlo son necesarias políticas sociales que prevengan los brotes de violencia, así como políticas de inmigración", explicó Simancas.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_