Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mariza apunta a la raíz del fado con un disco grabado en Río

La cantante presentará 'Transparente' en Madrid y Barcelona

Con Fado em mim (2001) y Fado curvo (2003) se ha convertido en la principal referencia del fado. El 25 de abril salió a la venta su nuevo disco, Transparente, grabado en Río de Janeiro, con producción y arreglos de Jaques Morelenbaum, director musical de Caetano Veloso. La cantante portuguesa presentará las nuevas canciones con acompañamiento de chelo y violines el 15 de junio en Barcelona y los días 17 y 18 de junio en Madrid.

"Hay una música del pueblo, ni sé decir si es un fado, que oyéndola hay un ritmo nuevo, en el ser que tengo guardado", escribió Pessoa. Con esas palabras del poeta portugués y una bellísma música de Mário Pacheco se inicia el nuevo disco de Mariza. "La línea del fado está muy presente, pero trabajar con Jaques abrió otras puertas. Yo le decía todo el rato 'Jaques, sabes que el fado necesita...', y un día él me contestó 'oye, Mariza, que no estamos hablando ya de fado, sino de música".

Jaques es Morelenbaum, el chelista y director musical de Caetano Veloso, que ha trabajado con Jobim, Ryuichi Sakamoto o Sting. "Jugó con las palabras como nadie. Yo no sabía con qué canción abrir ni con cuál acabar. Le dejé hacer y es fantástico porque me parece un libro con sonido. Cada canción es un capítulo. Hay una historia, un hilo conceptual que relaciona a todos aquellos poetas completamente diferentes", cuenta esta mujer nacida en Mozambique y criada en las estrechas calles del barrio lisboeta de Mouraria.

"Todo en este disco es transparente. A comenzar por la poesía, cada vez más personal, más íntima, más sincera. Puesto que no sé escribir tengo que recurrir a los grandes poetas y pedir ayuda a compositores y cantautores. Después está la sonoridad que yo andaba buscando, que tanto deseaba, y que Jaques consiguió encontrar", asegura. "Ya no estoy preocupada en querer demostrar nada, si canto mucho o canto poco, si soy la nueva Amália o la nueva Herminia. Soy yo, estoy aquí, cantando lo que me gusta, con el productor con el que siempre soñé".

Mariza debe su nombre a una cantante brasileña de los años sesenta. Pocos saben que, en 1996, trabajó como cantante en un crucero que recorría la costa del noreste de Brasil. "Cada vez más musicólogos aceptan la idea de que el fado puede tener su origen en Brasil, aunque yo creo más en la mezcla de culturas. Los portugueses van a Brasil y asumen una cultura brasileña, pero al mismo tiempo llevan la suya y esclavos africanos. Cuando regresamos a Portugal trajimos todas esas mezclas, que hacen que cada vez más esté presente eso que me gusta llamar Lusofonía".

Canta fados tradicionales. Poesía de Pessoa, O'Neill o Florbela Espanca. Y rinde tributo a sus tres maestros: Amália Rodrigues, Fernando Maurício y Carlos do Carmo.

El disco de Mariza se puso a la venta el 25 de abril. "Fue una orden de EMI Inglaterra y ellos no tienen la más mínima noción de lo que significa esa fecha en Portugal. Para nosotros es importantísimo. Además, porque el fado estuvo ligado años y años a un régimen y las personas ya no lo querían. Ahora yo he vuelto a unirlos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de mayo de 2005