Entrevista:JACQUES DEMAJOROVIC | Experto en turismo hotelero y ecoeficiencia

"Contaminamos más cuando estamos en un hotel que en casa"

Sobre ecoeficiencia en el turismo hotelero estuvo hablando hace unos días en la Universidad de Alicante Jacques Demajorovic (Rio de Janeiro-1963), coordinador del programa de Gestión Ambiental en la Universidad SENAC (Sao Paulo) y experto en la implementación de proyectos de ecoeficiencia en los sectores industriales y de servicios turísticos. A su juicio, es necesario que Administración, hoteleros y clientes adquieran un compromiso para contaminar menos y hacer compatible la actividad turística con el medio ambiente. El profesor anfitrión, Antonio Aledo, del departamento de Sociología I, analiza aplicar esa ecoeficiencia al turismo residencial para reducir los consumos energéticos.

Pregunta. ¿Qué entendemos por ecoefiencia en el sector turístico?

Respuesta. Estudiamos los impactos medioambientales relacionados con la expansión del turismo, y en concreto el hotelero, que es el que crece más rápido. Cada habitación en un hotel genera diversos impactos: residuos sólidos, consumo de agua, energía y aguas residuales. El tema de discusión es que la actividad turística tiene en cuenta siempre los beneficios económicos que genera, pero no los impactos que producen desde su planeamiento, construcción y explotación. Debemos buscar fórmulas para reducir esos impactos tanto para el turismo residencial u hotelero.

P. ¿Podemos cuantificar el impacto de los clientes de un hotel?

R. Algunas estadísticas internacionales apuntan que en un hotel de 75 habitaciones representa un consumo de 338 litros por habitación, en un hotel de 500 habitaciones o más son 790 litros, y un ciudadano en su casa consume algo más de 300 litros, otro dato es la producción de residuos sólidos. Un ciudadano genera en su casa dos kilos por día pero cuando está en un hotel puede llegar a 4 kilos. Contaminamos más en un hotel que en nuestra casa, y en la medida que hay más hoteles el impacto medioambiental aumenta. Por eso, yo planteo que una de las posibilidades es que se apliquen estrategias de ecoeficiencia en los hoteles.

P. ¿Cómo se puede aplicar?

R. Debemos seguir siete pasos concretos: reducción de la intensidad del uso de materiales, menos energía, reducir la emisión de sustancias tóxicas, aumento de la reciclabilidad, usar fuentes renovables, y aumentar la durabilidad de productos y la intensidad de servicios. Si aplicamos todas estas medidas, en un país cómo España donde la industria hotelera se expande rápidamente, reduciremos la agresión ambiental.

P. ¿Pero estas medidas quién las pone en marcha?

R. Depende de todos: las autoridades gubernamentales deben desarrollar una legislación para que se generen menos impactos, los empresarios deben colaborar aplicando medidas concretas, pero también los huéspedes tienen un papel muy importante. Tengo un dato revelador, según una encuesta realizada entre los clientes de hotel se les preguntaba si estaban dispuestos a separar la basura para el reciclaje, un 95% dijo que si, el mismo porcentaje preferían un hotel comprometido con la política medioambiental, pero cuando se les preguntó si estaban dispuestos durante su estancia a utilizar la misma ropa de cama sólo un 35% estaba dispuesto a aceptarlo. Pero en casa no cambiamos cada día las sábanas. Todos deben colaborar, pero el cliente debe estar concienciado.

P. ¿Qué piensa de medidas como la ecotasa?

R. Los impuestos no es lo más importante, revelan quizá el sacrificio que está dispuesto el cliente a hacer, pero lo fundamental es reducir los impactos en origen: menos agua antes del consumo, menos energía, menos residuos antes de que se materialicen. Se deben esforzar todos, fundamentalmente los gobiernos y los clientes, para cambiar comportamientos y no gastar.

P. Los nuevos hoteles empiezan a aplicar medidas

R. Las grandes cadenas algo hacen, sobre todo en el consumo de agua o el tratamiento de residuos, pero en energía solar no se hace casi nada, todavía es caro.

P. ¿Corre riesgo el sector si no avanza en esta línea?

R. Hay muchos riesgos, en el Caribe o en América Latina las aguas residuales no se depuran van directas al mar y eso contamina las playas. El problema es que la expansión del sector comporta una pérdida de recursos naturales, que cada vez son más escasos y caros.

P. ¿Aplicar la ecoeficiencia en el turismo residencial es más complicado?

R. Es más difícil, porque la ecoficiencia está pensada para reducir costes económicos, menos agua y menos energía tendremos precios más baratos, sin embargo en una casa privada el constructor no tiene ese interés en introducir medidas que reduzcan esos gastos, él no hará el consumo de energía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 01 de mayo de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50