Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Red Eléctrica de Francia espera este mes un acuerdo sobre el trazado

La compañía Red de Transporte Eléctrico de Francia (RTE) no prevé el soterramiento de la línea de alta tensión entre Figueres y Bescanó. El punto exacto de la interconexión no está decidido, pero espera que se acuerde en la cumbre hispano-francesa que se celebrará el próximo 23 de mayo.

Las redes de muy alta tensión de España y Francia ya están conectadas en dos puntos: muy cerca de la costa vasca y en la zona catalana de Ripoll. El portavoz de RTE, Alain Herault, justifica la construcción de una tercera conexión porque las dos líneas no son suficientes. "Ahora sólo hay dos líneas paralelas", explica, "las explotamos de manera que se pueda pasar el flujo de una a otra, es decir, que sólo puedan ir al 50%, ya que en el caso de una caída de la línea, podamos pasar toda la electricidad a la otra, que entonces pasa a funcionar al cien por cien". Este tipo de incidencias, precisa, son bastante comunes. "A veces son paradas muy cortas, los rayos son la causa más habitual".

Carestía

Una de las críticas que se hacen a esta conexión es que se trata simplemente de dar salida al excedente de electricidad francés. Gracias a su decidida apuesta por la energía nuclear, Francia ha sido durante los últimos años exportador de electricidad. Herault reconoce que eso fue cierto hasta bien entrada la década de 1990 y que vendía electricidad no sólo a España, sino también a Italia, Bélgica y otros países. "Pero esto se ha acabado", añade. "Según nuestros cálculos, en 2008 seremos deficitarios en electricidad. Incluso ya hemos tenido que hacer importaciones en momentos de alta demanda. Este mismo invierno fue necesario".

En el futuro las conexiones permitirán el paso en ambos sentidos. Una de las posibilidades que se han apuntado para salvar la oposición popular al proyecto es la de soterrar la línea, pero en RTE lo descartan. "Hacerla subterránea es inviable", asegura Herault.El portavoz de Red de Transporte Eléctrico de Francia (RTE), Alain Herault, afirma: "Cuatrocientos mil voltios son muchos voltios y sólo en casos muy excepcionales y para distancias muy cortas se han enterrado, como en el caso del aeropuerto de Barajas, donde hubo que hacerlo para no interferir las comunicaciones".

Pese a la vitalidad del movimiento opositor en Francia, en RTE consideran que se puede acabar convenciendo a todo el mundo, incluso con compensaciones.

"En Francia, los contrarios a la línea ya tuvieron una gran satisfacción", reconoce Herault, "consiguieron que el primer trazado oficial, que corría paralelo al tren de alta velocidad, fuera abandonado".

Esta derrota ante la movilización popular forzó a los técnicos de la distribuidora eléctrica a encontrar otra solución.

"Nos hemos reorientado hacia la utilización de un corredor ya existente de una vieja línea de distribución local", explica el portavoz, "habrá que desmontarla y hacerla nueva, pero el corredor ya existe".

La línea, explica Herault, será muy positiva tanto para Figueres como para Perpiñán, y por supuesto, para las dos regiones y los dos países.

Pero, admite el portavoz de RTE, "es difícil defender el trazado en los pequeños pueblos por los que pasa y a los que no aporta nada, ni siquiera electricidad".

"Hay que encontrar otras maneras de compensación, por ejemplo arreglando viejas líneas locales en mal estado o que suponen un grave problema estético", sugiere.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de mayo de 2005