Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La británica BAXI compra Roca Calefacción por 200 millones

El acuerdo incluye el compromiso de no alterar las condiciones laborales en la empresa catalana

Los conocidos radiadores Roca han pasado a manos británicas. El Grupo BAXI, con sede en Derby (Reino Unido), y la Corporación Empresarial Roca anunciaron ayer la compra por parte del primero del 100% del negocio de calefacción de la multinacional catalana, que lidera en el mundo la fabricación de sanitarios y maneja un negocio de 1.564 millones de euros. El precio de la operación asciende a 200 millones de euros.

Esta cantidad es sólo ligeramente inferior a la cifra de negocio de Roca Calefacción en 2004, que ascendió a 232 millones. Esta filial, origen de un grupo casi centenario, pero que con el tiempo ha ido perdiendo peso, representa poco más del 10% del negocio total del grupo, emplea a 500 personas y cuenta con centros de producción en las localidades de Castellbisbal, Alcalá de Henares y Gavà, además de contar con presencia comercial en países vecinos como Italia, Francia y Portugal. En 2004 obtuvo un resultado operativo de 20,5 millones de euros.

Frente a los temores sindicales por las consecuencias que esta venta pueda tener para la plantilla, Roca afirmó ayer que la compañía compradora, BAXI, queda "subrogada en los derechos y obligaciones laborales y de Seguridad Social y que las actuales condiciones laborales, como la antigüedad o el salario, de que disfrutan los trabajadores no se verán alteradas".

Pese a la venta, Roca Calefacción no cambiará de equipo gestor, según informó el grupo gestionado por José-Miguel Roca. El actual gerente, Luis Pi, se mantendrá como primer ejecutivo de BAXI Group en España.

Pi explicó que se ha aceptado la oferta del grupo multinacional británico debido a "su experiencia y conocimiento del mercado de la calefacción", que, en su opinión, permitirá "consolidar nuestro liderazgo en el mercado ibérico y aumentar las exportaciones".

La compañía compradora es algo más pequeña que la Corporación Empresarial Roca, ya que factura 1.000 millones de euros y cuenta con plantas para la producción de calderas de alto rendimiento, calentadores de agua, complementos y calderas murales para el sector doméstico, residencial e industrial. En un comunicado, su consejero delegado, Mark Edwards, confió en que la operación permitirá afianzar el crecimiento de la empresa en el mercado ibérico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 30 de abril de 2005