Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Castellón acepta recortar a la mitad el aparcamiento del Parc Litoral

Los tres grupos políticos del Ayuntamiento de Castellón han llegado a un acuerdo para solicitar a la Consejería de Territorio que elimine la mitad de las plazas de aparcamiento que tenía previsto construir en primera línea de playa, dentro del proyecto del Parc Litoral. Con este acuerdo la Corporación ha querido recoger las quejas de los vecinos de la zona, que alegan un cambio del proyecto inicial por el que el espacio que ocupaba una zona verde se varió para incluir la construcción de nuevas plazas de aparcamiento. Pese a que el acuerdo municipal recoge, en parte, las protestas vecinales, la plataforma constituida a raíz de la modificación mantiene su intención de seguir con su reivindicación hasta conseguir la reubicación total de las cerca de medio millar de plazas de aparcamiento que se proyectaron en primera línea de playa de manera que esta zona recupere su clasificación inicial como zona verde.

Parc Litoral es un ambicioso proyecto de recuperación de la costa de la capital de La Plana que incluye un cordón dunar y la creación de un parque litoral integrado. El proyecto es ejecutado por la Generalitat con la financiación, en un 70% de fondos procedentes de la Unión Europea.

El acuerdo adoptado por el Ayuntamiento contó con el apoyo de los tres partidos que tienen representación municipal, PP, PSPV y Bloc. El pacto fue posible después de que el equipo de gobierno admitiera que el número de plazas de aparcamiento previsto por la Administración autonómica, que ejecuta el proyecto, es superior al calculado por el propio ayuntamiento. Así, según fuentes municipales, las dos bolsas previstas en el proyecto de ejecución se mantendrán en el mismo lugar pero con alrededor de 200 plazas menos. En una de ellas, se preveía la ocupación de vehículos en dos hileras que pasará a ser una, mientras que en la que se preveía cuatro hileras quedará reducida, igualmente, a una. En cualquier caso, el acuerdo ha de ser aceptado por la Consejería de Territorio que, de admitirlo, tendría que variar el proyecto de ejecución.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de abril de 2005