Interior aísla al parricida de Elche tras ser empujado e insultado por una treintena de presos

La Dirección General de Instituciones Penitenciarias, dependiente del Ministerio del Interior, ha aplicado el régimen de preso de especial protección al triple parricida de Elche tras ser zarandeado e increpado por una treintena de internos a las pocas horas de ingresar en la cárcel Fontcalent, en la ciudad de Alicante.

Un portavoz Instituciones Penitenciarias admitió ayer fallos al aplicar los protocolos para garantizar la integridad física del interno José María, encarcelado por matar a su mujer y dos hijos pequeños en Elche. La dirección de la cárcel sólo activó el protocolo de prevención de suicidas, y no el de presos de especial protección, extremo que no garantizaba que el reo sufriera una agresión externa.

José María Macià nada más ser conducido desde el módulo de ingresos al de preventivos fue zarandeado e insultado por una treintena de presos. La agresión se produjo sobre las 18 horas del sábado en el comedor del módulo. Un portavoz de UGT afirmó que, durante el tumulto, José María recibió golpes. Esta versión es rechazada por Instituciones Penitenciarias. "Tras el altercado, el preso fue examinado en la enfermería y no presentaba ningún signo externo de agresión. Sólo tenía una contusión en la cabeza, la misma con la que ingresó en el centro", explico el portavoz.

José María Macià fue trasladado de nuevo al módulo de ingresos, donde, aparte del protocolo de prevención de suicidas, también se le ha aplicado el de preso de especial protección.

Pese a admitir que la dirección de la prisión pudo incurrir en "una imprudencia", Instituciones Penitenciarias no abrirá ningún expediente. UGT pide el cese del director de Fontcalent, Jaime Hernández, "por negligencia y falta de previsión".

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 18 de abril de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50