Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP desaloja a los socialistas en La Romana con una independiente

El PP, merced al apoyo de la concejal del grupo independiente, desbancó ayer mediante una moción de censura a Enrique Rizo, del PSPV, del gobierno local de La Romana. El nuevo alcalde es Manuel Hernández, hasta ahora portavoz del grupo popular, que contó con el respaldo de sus cinco concejales más el de la independiente Luisa García. En contra votaron los cinco ediles del grupo socialista.

En el trasfondo del voto de censura se encuentra el futuro modelo urbanístico de esta pequeña localidad del Alto Vinalopó, de unos 2.000 habitantes. El PSPV apuesta por un nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) bajo el prisma del crecimiento racional y sostenible. Mientras, el PP y la edil independiente, según los socialistas, pretenden impulsar un planeamiento "más generoso" con el crecimiento urbano. "Plantean generar suelo urbano y abrir la mano a los proyectos urbanísticos hasta prácticamente cuadruplicar la población del pueblo, pero sin planificar los servicios y dotaciones necesarias", aseguró ayer Carlos González, portavoz del comité electoral provincial del PSPV. "La moción de censura responde meramente a intereses urbanísticos. Intentan repartirse el botín, porque ha quedado claro en el pleno que el nuevo equipo de gobierno no tiene un programa alternativo".

El PP y la concejal independiente rechazan las acusaciones de los socialistas. En la sesión de investidura, tras los comicios de 2003, Luisa García dio su apoyo al candidato del PSPV, Enrique Rizo. Sin embargo, alcanzado el ecuador de la legislatura, la edil independiente ha dado un giro radical y ha propiciado el ascenso del PP a la alcaldía. García justificó así su cambio: "Hay que desarrollar un política que cubra las necesidades del pueblo sin utilizar el amiguismo y sin ocultar información". García aseguró que las denuncias de los socialistas no están justificadas y "son la reacción a su incompetencia, que ha paralizado el desarrollo del municipio durante dos años".

Apaciguar el ambiente

El nuevo alcalde se expresó en el mismo sentido que su socia de gobierno. Hernández explicó que entre sus prioridades se encuentran el saneamiento de las arcas municipales, "y apaciguar el ambiente tras la polémica por el PGOU". El primer edil acusó a los socialistas de "ralentizar" los trámites para la aprobación del PGOU durante sus dos años al frente de la alcaldía. Hernández confirmó que la nueva responsable del área de Urbanismo será la concejal independiente, Luisa García.

El pleno de la moción de censura se desarrolló sin incidentes. La sesión contó con la asistencia de altos dirigentes de las dos formaciones mayoritarias, PP y PSPV. Además de Carlos González, en el salón de plenos también se encontraba el presidente de la Diputación y máximo líder de los populares alicantinos, José Joaquín Ripoll.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de abril de 2005