Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ronda acoge a cientos de participantes en la primera Fiesta del Agua

Las jornadas contarán con conciertos y exposiciones

La llamada "nueva cultura del agua" está provocando una revolución silenciosa que poco a poco se torna ruidosa. La primera Fiesta del Agua reúne este fin de semana en Ronda a los colectivos andaluces junto a las administraciones y unos 150 expertos por la defensa de los ríos. La Fundación de la Nueva Cultura del Agua y su Red Andaluza celebran su asamblea anual y combinarán los debates con numerosos conciertos y exposiciones.

La erosión de la cuenca de los ríos, la profusión de presas y las extracciones ilegales de tierra han provocado que la situación de muchos ríos andaluces se torne "alarmante". Sin embargo, no todo está en alerta roja. Pedro Arrojo, presidente de la Fundación Nueva Cultura del Agua y Premio Goldman, considerado el Nobel de Ecología, destaca que el encuentro se celebre en Ronda, "donde la movilización para detener los embalses del río Genal ha triunfado".

Las jornadas congregarán hasta mañana a unas 300 personas entre investigadores universitarios, políticos y miembros de 25 asociaciones de todo el país para festejar su defensa del agua. Esta dimensión lúdica se combinará con una reflexión en profundidad sobre los problemas que amenazan la supervivencia de ríos y acuíferos, como la alteración de cauces, la superpoblación y la contaminación de aguas. Además de los debates habrá conciertos, recitales de poesía, exposiciones, y hasta una fiesta infantil. Acudirán movimientos ciudadanos que defienden ecosistemas de Andalucía de punta a punta. Desde los acuíferos de Almería hasta el río Guadiana en Ayamonte (Huelva).

La Fundación de la Nueva Cultura del Agua celebra su asamblea anual y entregará sus premios anuales, y por su parte la Red Andaluza de la Nueva Cultura del Agua evaluará la gestión regional de los ríos. Su portavoz, Leandro del Moral, valora la "actitud positiva" de la Junta, pero critica su actuación: "No hay coherencia entre el discurso favorable a la nueva cultura del agua y la inercia del pasado. La falta de control sobre vertidos y el abuso de acuíferos permanece".

El cambio en el uso de los recursos en España, un país con el mayor número relativo de presas (1.200) en cuanto a población y extensión, es cada vez más patente. Para los expertos, un referente del cambio son las autoridades estadounidenses, que en los últimos años han desmantelado 500 presas del total de 4.000 con que contaban. "La política de pantanos fue eficaz, pero ahora estamos descubriendo que necesitamos ríos, que cumplen funciones vitales para el ecosistema", apunta Francisco Puche, organizador de las jornadas. Esta red andaluza quiere importar e instaurar la figura del "río escénico y protegido" para convertirlo en un paraje protegido donde las extracciones de tierra estén prohibidas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de abril de 2005