Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:CANCIÓN | Badi Assad

Exploradora

Es hermana de Sergio y Odair Assad, dúo de guitarristas apreciado en el circuito de la música clásica. La hermana menor. Desde los padres, Ica y Jorge, hasta sus sobrinas, todos respiran música. En las reuniones familiares lo mismo tocan Brahms, Debussy o Rameau que Piazzolla o Gismonti.

Badi Assad abrió el concierto, igual que su nuevo disco, Verde, con un maracatú tradicional que certifica su regreso a Brasil tras cuatro años en Estados Unidos. Lo hizo bailando y agitando caxixis -cestitas de mimbre con semillas-. Luego tomó el rumbo de cantautoras tipo Tori Amos o Adriana Calcanhotto. Y fue rockera, sambista, trovadora... para afrontar One, de U2, o Bom dia tristeza, de Vinicius de Moraes y Adoniram Barbosa.

Badi Assad

Badi Assad (guitarra y voz), Zeli (bajo eléctrico) y Chico Vale (percusión). Galileo Galilei. Madrid, 13 de abril.

Como guitarrista no necesita muchos avales. Basta recordar el disco de dúos y tríos grabado junto a John Abercrombie y Larry Coryell. Tocó sola una adaptación para guitarra del vals de la película Amélie y un Ai que sodade d'ocê a base de armónicos, golpes al mástil, cachetes y chasquidos rítmicos con la boca. Experimenta y busca sonidos a partir de una guitarra que no siempre utiliza de forma ortodoxa. Cuando la pone horizontalmente sobre sus rodillas y coloca una baqueta bajo las cuerdas, la convierte en un koto, cítara japonesa. Una propuesta quizá demasiado dispersa para poder cautivar por ahora a un público más numeroso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de abril de 2005