Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suiza extraditará a Achraf, acusado de planear volar la Audiencia Nacional

El supuesto terrorista islamista Mohamed Achraf -quien presuntamente planeó volar la Audiencia Nacional con un camión con 500 kilos de explosivos conducido por un fanático suicida- será extraditado a España en el plazo de 30 días. El Tribunal Federal de Suiza, país en el que el ciudadano argelino permanece detenido desde octubre de 2004, rechazó ayer el recurso que el supuesto jefe o emir del grupo Mártires para Marruecos presentó el pasado 2 de febrero para evitar, o demorar, su extradición.

El decreto de la máxima instancia judicial helvética confirma la decisión que ya había tomado la Oficina Federal de Justicia de Suiza, que se había manifestado a favor de la extradición del argelino a finales del pasado mes de enero. El portavoz del Departamento de Justicia, Folco Galli, confirmó que la decisión de extradición es "efectiva y ejecutoria" y que ya "no hay ningún impedimento" para su entrega judicial a España.

El Gobierno helvético ordenó ya a finales de enero la extradición, en contestación a la demanda de las autoridades judiciales españolas. El juez Baltasar Garzón considera que Achraf -que también utiliza los nombres de Mikael Etienne Christian Lefebvre y Kamel Saadi- organizó, primero desde la cárcel de Topas (Salamanca) y luego desde la calle, una célula radical islamista de tendencia salafista que pretendía llevar a cabo un atentado "en la Audiencia Nacional o el Tribunal Supremo", en Madrid.

Matar jueces

El objetivo era "matar a tres o cuatro jueces de los más importantes" y "destruir los archivos de los muyahidines", o procesados por terrorismo islamista. Las fuerzas de seguridad descubrieron la trama y se desencadenó la Operación Nova para frustrar ese atentado. Achraf fue detenido entonces en el aeropuerto de Zúrich por un robo de móviles y fue encarcelado en las celdas de la terminal aérea.

España, con algún retraso, informó a Suiza de las circunstancias de Achraf. Así, gracias a los documentos que Madrid entregó al procurador helvético Valentín Roschacher, el ministerio público acusó a Achraf de delitos mucho más graves: preparación de actos terroristas y financiación del terrorismo internacional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de abril de 2005