Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones en el PaísVasco

BLOC DE CAMPAÑA

- Preocupación en el PNV. El presidente del PNV, Josu Jon Imaz (en la foto), dice estos días que la coalición PNV-EA no ha considerado como hipótesis más probable para el 17-A una victoria del tripartito vasco -PNV-EA-IU- por mayoría absoluta (en 2001 logró 36 de los 38 necesarios). Imaz prepara a su gente para un resultado discreto, efecto de la participación de EHAK en los comicios y del temor en las filas nacionalistas por la desmovilización de su voto o, incluso, porque haya flujo al PSE, debido al plan Ibarretxe. La reflexión de Imaz coincide con la llamada de Ibarretxe a la movilización nacionalista, más difícil que en 2001 porque no tiene enfrente un bloque ni en el Gobierno central un presidente como Aznar que provocaba miedo en su electorado. Ibarretxe que, al convocar estos comicios, al día siguiente de la derrota de su plan soberanista en las Cortes, los planteó como un plebiscito, ha girado. Apenas ha hablado de su plan en campaña, y apela al victimismo.

- Efecto Carod. El PSE teme que la publicidad que el PP está dando a EHAK, reclamando su ilegalización, provoque un efecto Carod, en recuerdo del vertiginoso ascenso de ERC -de 1 a 8 diputados- en las elecciones del 14-M, tras ser demonizado por el Gobierno de Aznar por la entrevista de su líder con ETA. Es verdad que ERC es mucho más consistente que EHAK. Pero este partido tiene la ventaja de que una inmensa mayoría de vascos está contra su ilegalización y que podría tener hasta 7 escaños, los de la ilegalizada Batasuna en 2001, que pide el voto para él. Zapatero hará alguna referencia hoy en Bilbao. Pero la centrará en su confianza en un importante auge del constitucionalismo el 17-A y en su proyecto para Euskadi.

- Habrá manifiesto. La plataforma cívica ¡Basta Ya!, cuyo portavoz es Fernando Savater, padece el conflicto entre el PP y PSE. Tras muchos vaivenes, presentará un manifiesto con petición de voto para estos partidos y un llamamiento a que formen Gobierno si superan a PNV-EA-IU. La firma de Savater del manifiesto de la cultura del PSE ha disgustado en sectores de Basta Ya, pertenecientes al PP. Savater también apoyó al PSE en los comicios de 2001.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de abril de 2005