Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:JAVIER RIOYO | Director y presentador de 'Estravagario'

"Me molestaría invitar a historiadores manipuladores"

Hace más de 25 años que Javier Rioyo, periodista, guionista de cine, radio y televisión, productor y realizador de películas documentales (Extranjeros de sí mismos), se dedica a una de sus pasiones: los libros. Desde octubre pasado, este madrileño, de 52 años, que nació el mismo día que el poeta maldito francés Arthur Rimbaud -20 de octubre- como le gusta recordar, oficia como maestro de ceremonias de Estravagario, la revista literaria de La 2 (lunes, 23.30).

Pregunta.¿Los autores hacen cola para estar en Estravagario?

]]> Respuesta. Los que están empezando y necesitan un poco de publicidad, sí. Estoy contento, todos los que hemos llamado han venido, aunque siempre hay excepciones, como Sánchez Ferlosio, pero no me rindo y le estoy persiguiendo, o Juan Marsé, que ha grabado una explicación ante la cámara.

P. Así que se ha topado con alérgicos a la televisión.

R. Sí, algunos es porque les incomoda ese mundo, y otros piensan que no ha sabido difundir la cultura libresca. Le he explicado a Marsé que no debe mirar la televisión como un reducto del pasado tomado por el poder y le he asegurado que no recibo ni una indicación. No hay dirigismo, ni partidismo, no es pro-PSOE ni anti-PSOE, ni pro-PP ni anti-PP.

P.¿Y qué criterios sigue para seleccionar los libros, gustos personales, interés del público, novedades editoriales...?

R. Uno no se libra de las tres cosas. Hay que atender a las minorías lectoras, pero no desplazar a los que tienen gustos más generales. No quiero que sea un espacio promocional, pretendo que las obras se defiendan por merecer la pena, no por su novedad.

P.¿Y a quién no llevaría nunca?

R. Me molestaría invitar a historiadores manipuladores que tienen mucho éxito.

P.¿Pío Moa, por ejemplo, autor de Los mitos de la guerra civil?

R. Pues sí. Me gustaría confrotarle con alguien, pero no entrevistarle. Yo tengo mi pensamiento, soy más bien progresista en la mirada y mantengo el diálogo con autores conservadores aunque no comparta nada. No voy a hacer una barricada, pero hay autores que por su carácter manipulador no me apetecen.

P.¿Se considera más heredero de Bernard Pivot, el prestigioso periodista francés que estuvo 28 años al frente de programas de libros, o de Fernando Sánchez Dragó, su antecesor en La 2?

]]> R. Tenemos herencia de casi todo lo que hemos visto y leído. No podemos liberarnos. Yo conocí a Pivot y creo que su personalidad, era un hombre muy cercano a casi todo, fue fundamental para su programa. Naturalmente que ha sido una referencia, y Dragó y otros antes que él. Estravagario sólo ha reinventado una fórmula.

P.¿Y qué piensa de los índices de audiencia, alrededor de una media de 300.000 espectadores?

R. Estoy razonablemente satisfecho. Cuando en algún periódico han dicho: '¡Ay, qué baja audiencia, qué pena!', yo he pensado: claro, esto es un programa de libros y en España vender 10.000 o 20.000 ejemplares es una hazaña. El horario no ayuda y el perfil del público no es el que ve a Sardá, es más parecido al de 59 segundos, el debate de La Primera, que tiene interés, aunque Javier Pradera le llama el Salsa rosa de la política. Creo que existe cierta contraprogramación entre las dos cadenas, aunque no sea intencionada. Lo único que he pedido a TVE es más promoción.

P.¿Se ha dado cuenta de que los invitados masculinos ganan por goleada a los femeninos

R. Sí. Mi amiga la escritora Rosa Regàs me ha echado la bronca. Tiene cierta razón, así que procuraré que no esté tan descompensado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de abril de 2005