Una flor a cada niño

La primavera es tiempo de plantas y flores, y el colectivo de floristas de La Rambla de Barcelona regaló ayer plantas para dar la bienvenida a la primavera.

La entrega de plantas a los niños fue el acto principal de la segunda edición de la Fiesta de la Primavera en La Rambla, que organizan los vendedores de flores y plantas de esta calle de la ciudad, cuyos puestos tienen más de 150 años de historia.

Los floristas regalaron unas 10.000 macetas a los niños, que debían asumir el compromiso de lleváselas a casa y hacerse cargo de ellas. Los más pequeños pudieron disfrutar de la animación de los Capgrossos de Ciutat Vella.

El Jardín Botánico también celebró la llegada de la primavera. Allí se celebró la fiesta de los sentidos y se combinaron explicaciones sobre los árboles con la lectura de poemas dedicados a las plantas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS