Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vossloh fabricará 160 locomotoras en Albuixec para el ferrocarril francés

La planta de Alstom en Albuixec cambia hoy oficialmente de manos y pasa a ser Vossloh. Nuevos dueños y una inyección de carga de trabajo, ya que el pasado mes de febrero la empresa estatal de ferrocarriles de Francia (SNCF) encargó a la planta valenciana la construcción de 160 locomotoras, uno de los mayores contratos recibidos. La construcción se concretará en un periodo estimado de cuatro años. Esta adjudicación es una de las mayores que ha recibido la factoría de Albuixec, según confirmaron ayer fuentes de la empresa.

La planta valenciana cuenta en estos momentos con alrededor de 430 trabajadores entre la plantilla fija y la eventual. El presidente del comité de empresa de la planta, David Verdoy (CC OO-PV) subrayó ayer la importancia de un encargo que calificó de "histórico". El presidente del comité de empresa explicó que "hace tiempo" que la planta no recibía un encargo de esta magnitud y consideró que, en principio, implicará más contrataciones. Un porcentaje de los componentes de estas locomotoras se fabricarán en Francia y se ensamblarán en la planta valenciana, propiedad por completo a partir de hoy de la multinacional alemana.

Se trata de uno de los mayores contratos de la fábrica, que deja hoy de ser parte de Alstom

Esta nueva carga de trabajo, que parece garantizar los empleos en la planta valenciana, se suma a la cartera de pedidos en la que ya se trabaja desde Albuixec. Cartera de pedidos que hereda ahora Vossloh y que supone, entre otras cuestiones, la construcción de nueve unidades del tren-tram para Alicante o de diez unidades S/4.300 para las líneas 1,3 y 5 de Metro Valencia. Esta adjudicación se realizó en septiembre del año pasado por un valor de 60 millones de euros, según informó en aquel momento la Generalitat.

El mantenimiento del volumen de empleo con los nuevos propietarios, por otro lado, supondrá también el mantenimiento de la misma dirección en la planta de Albuixec. Durante el día de hoy, además, están previstas diversas reuniones con los trabajadores de la factoría para informarles sobre la nueva situación y sobre la filosofía de trabajo de los nuevos propietarios de la planta valenciana.

Hoy se completa un proceso que se inició oficialmente a finales del mes de mayo de 2004, cuando se anunció la intención de Alstom de vender su planta de locomotoras de Valencia. Decisión que pocos meses después se concretó en Vossloh. La venta, en cualquier caso, forma parte del plan de rescate de la multinacional Alstom pactado con la Comisión Europea como contrapartida para aceptar el plan elaborado con el fin de reflotar la firma francesa. El acuerdo en cuestión obligaba al grupo industrial francés a vender activos por valor de entre 1.500 y 1.600 millones de euros, entre ellos la planta valenciana de fabricación de locomotoras.

La planta de Albuixec genera mil empleos indirectos, además de la plantilla con la que cuenta. La factoría está especializada en el diseño y la construcción de locomotoras diesel, diesel-eléctricas y de todo tipo de bogies (plataformas sobre las que se instalan las locomotoras), así como al mantenimiento de unidades destinadas principalmente al mercado regional. En los últimos años, la planta ha duplicado prácticamente su volumen de negocio hasta los 90 millones de euros, según informó ayer en un comunicado.

Vossloh, por su parte, es una de las principales compañías de transporte ferroviario -desarrolla y fabrica locomotoras diésel hidráulicas- y en conjunto factura cerca de un billón de euros. La compañía almemana da trabajo a más de 4.000 personas en todo el mundo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de abril de 2005