Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL | Fase de clasificación para el Mundial 2006

"Raúl siempre tiene que estar"

De la Peña considera imprescindible al capitán, y Luis estudia un sistema en el que quepan ambos

Era China la que estaba enfrente, un asunto menor, nada que celebrar, y se la había derrotado por 3-0, una diferencia ínfima si se tiene presente lo que separa a la selección española de la asiática. Y de los vestuarios de El Helmántico salió Iván de la Peña con gesto sereno. Hizo una mueca de perplejidad cuando en la carpa que hacía las veces de sala de prensa oyó decir que su partido lo hubiera firmado, por ejemplo, Zidane. "No exageremos" respondió con una media sonrisa. De la Peña, Lo Pelat, había sido el mejor de España en el bolo ante el conjunto chino, y los piropos le llovieron. A ellos se apuntó Luis Aragonés, el seleccionador, que valoró su juego. Y eso que el jugador del Espanyol acababa de ponerle en un brete. Su alineación en el equipo titular estaba provocada, se supone, por la ausencia de Raúl, al que se prefirió reservar por aquello de que durante la semana había sufrido unas molestias en el empeine. Valerón parecía su sustituto natural, pero unos problemas intestinales retrasaron su irrupción en el equipo.

Así que le llegó el turno a De la Peña, que tiró de catálogo para inventarse algunas acciones maravillosas. "Le encanta el último pase. Quizá ha arriesgado en alguno de ellos, pero para él es como marcar un gol. Está más fuerte que los demás", declaró el ténico. ¿Y ahora qué?, se le preguntó a Luis en referencia a la segura entrada de Raúl en el partido ante Serbia. "Todos los buenos jugadores caben en un equipo". Y de ahí no hubo quien le sacara. Una pregunta similar se le trasladó a De le Peña, amigo de Raúl desde que ambos irrumpieron en las selecciones inferiores. ¿Cómo se tomaría salir del equipo el miércoles ante Serbia para que entre Raúl? Su respuesta fue inmediata: "En un partido así, Raúl siempre tiene que estar".

Y estará. La duda que queda es en perjuicio de quién. Porque De la Peña no jugó ante China en el sitio natural de Raúl, como segundo delantero. Lo hizo más atrás, en el centro del campo. Luis planteó, de forma sorprendente un 4-3-3 y acomodó a Lo Pelat en la medular, junto a Xavi y Albelda, en un dibujo similar al que utiliza el Barça, que alinea a Xavi con Márquez y Deco. Pero no fue la única sorpresa, porque el técnico sacó a Luque del extremo izquierda y le colocó en punta junto a Torres, dibujo que varió al dar entrada a Reyes en el descanso.

Pero ese puesto, el de segunda punta, es de Raúl. Por ello, Luis medita mantener a De la Peña y que sea Luque el que deje su puesto al capitán. "No voy a desvelar nada, pero ante Serbia jugará casi el mismo equipo que lo ha hecho en la primera parte ante China", dijo el seleccionador. Ese "casi" significa, según Luis, dos cambios: uno, cantado, Raúl. El otro bien podría ser Sergio Ramos, que se encontraría con la oportunidad de su vida el mismo día en el que cumple 19 años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de marzo de 2005