Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
INICIATIVAS

Las radioetiquetas controlarán el ganado europeo

Experiencias en una empresa lechera española y un registro de obras de arte muestran los distintos usos de la identificación electrónica

La trazabilidad electrónica por radioetiquetas inicia sus pasos en España de la mano de algunas compañías que experimentan sistemas para identificar y controlar sus productos en la cadena logística.

La semana pasada el I Foro de Trazabilidad, organizado por la Asociación Española de Codificación Comercial (Aecoc) y la Fira de Barcelona, certificó que las radioetiquetas de identificación o tags (RFID, en sus siglas inglesas) todavía tardarán en tener un uso extensivo.

A diferencia del código de barras, esta tecnología permite seguir automáticamente el producto en la cadena logística, en algunos casos incluso controlar en tiempo real la temperatura, la humedad o los golpes de forma individual. Para que sea estándar, debe adoptar el código internacional EPC.

Como se vio en el foro, la expectación es elevada, a pesar de la escasa implantación en España. Y también son pocos los que se atreven a divulgar sus experiencias. El Grupo Leche Pascual ensaya desde hace cuatro meses la trazabilidad por RFID de sus palés de huevo líquido y los arcones refrigerados. Por ahora, difícilmente veremos tags en unidades de tetrabiks y yogures "por su elevado coste", afirmó Javier Ribera, director de logística. Un tag básico sale por 0,5 euros.

Cada oveja con su bolo

Uno de los sistemas más avanzados se lleva a cabo con el ganado. El proyecto de investigación europeo EID + DNA Tracing, coordinado por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y con participación de otras entidades españolas, trabaja desde hace tres años en el desarrollo de un complejo sistema de identificación electrónica de cada ejemplar y de la carne en el matadero. El proyecto, que concluye en junio, se ha probado con miles de animales. Sirve tanto para la gestión de una alerta sanitaria como para evitar que den gato por liebre cuando un carnicero compre un tipo de carne.

A los rumiantes se les hace tragar un bolo con chip y radioemisor que se almacena en uno de los estómagos; a los cerdos se les inyecta un transpondedor. El tamaño y peso de los bolos de cerámica, fabricados por la catalana Rumitag, dependen del animal; una vez muerto, se debe destruir. El sistema de verificación se completa con marcadores moleculares de ADN del ejemplar que se comparan con la carne en el matadero, explica Gerardo Caja, responsable del programa e investigador de la UAB.

La UE obligará a colocar un doble sistema de identificación en ovejas y cabras (por crotal o vía radio) de los animales nacidos a partir del 9 de julio; la electrónica será obligatoria en enero de 2008 en todos los países con más de 600.000 ejemplares de estas especies. Los Estados miembros deberán crear una base de datos de las explotaciones y los movimientos de cada animal.

La UAB ha regalado a la UE su patente del radiobolo y pretende crear con otros socios una empresa para comercializar el sistema y ampliarlo a la cría de pollos.

La radioidentificación se considera interesante donde los artículos tienen un alto valor.

El Archivo Internacional Central de Obras de Arte y Applus ya tiene registrados con radioetiqueta 7.000 expedientes de obras de arte, desde cuadros a net.art. También proyecta colocar en obras de arte tags con sensores de temperatura, humedad y aceleración, capaces de detectar cualquier anomalía y delimitar responsabilidades en los traslados. En los DVD de videoarte permitirán autentificar los originales. La coreana de electrónica Samsung también estudiar implantar el RFID en algunos puntos de la cadena logística, explicó Nick Hyner, jefe de operaciones.

FORO TRAZABILIDAD: www.forotrazabilidad.com PROYECTO EID + DNA TRACING: www.uab.es/tracing AICOA: www.aicoa.org.

Más ventajas con la estandarización de frecuencias

La identificación por radiofrecuencia se emplea desde hace décadas, pero ha tenido grandes limitaciones. Los nuevos desarrollos prometen revolucionar la industria e incluso gigantes del software como SAP, Microsoft y Sun la están adoptando. Mientras, el gigante minorista norteamericano Wal-Mart ha obligado a un centenar de sus más grandes proveedores a adoptar el sistema. "En Europa no haremos lo mismo", aseguró en un debate Jesús Molina, de Innovación Tecnológica de El Corte Inglés.

Otras cadenas, como Metro (Alemania) y Tesco (Reino Unido) también lo exploran. Los tags convencionales de baja frecuencia son muy efectivos a muy corta distancia, pero la aprobación del estándar ETSI 302 208 en Europa permite más potencia y operar en frecuencias de 865 a 868 MHz en UHF, aunque se deben solventar problemas técnicos con algunos materiales como los líquidos. En España coincide con los radioenlaces de las radios comerciales y se debe pedir permiso administrativo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de marzo de 2005

Más información