Competición ve pruebas "más que suficientes" contra Javi Navarro

El comité da cinco días al Sevilla para alegar y recuerda que el jugador es reincidente

Alfredo Flórez, el presidente del Comité de Competición, anunció ayer la apertura de un informe sancionador al defensa del Sevilla Javi Navarro por propinar el pasado domingo un codazo en la cara a Arango, del Mallorca, al que dejó inconsciente tras el golpe y que aún permanece ingresado en el hospital. Tras una reunión de cerca de tres horas, el comité resolvió dar un plazo de cinco días hábiles al Sevilla para presentar alegaciones a la denuncia presentada por el Mallorca. En ese plazo, el comité impondrá la sanción correspondiente al jugador: "No se trata de rearbitrar los partidos sino de ajustar los criterios sancionadores", confirmó su presidente. Flórez negó que se fuera a pedir al árbitro un informe adicional argumentando que hay "pruebas más que suficientes" de lo que sucedió en referencia al vídeo del encuentro, en el que se aprecia con nitidez la agresión.

En los pasillos de la sede federativa se calificó la agresión como "la más salvaje en muchos años"
Más información
El Sevilla estudia recusar al presidente del comité
Arango recibe el alta médica y abandona el hospital

Erigido en portavoz del órgano federativo, Flórez, rodeado de cámaras de televisión y con la cara tapada por los teléfonos móviles y las grabadoras, negó que Competición hubiese tratado el asunto de no mediar una denuncia del club balear: "Si hay denuncia de parte, se estudia, pero nuestra política no es la de actuar de oficio. En ese caso no hubiésemos hecho nada". El letrado rehusó la palabra "expediente" para calificar la "evaluación del comportamiento de Navarro", al que calificó de "reincidente" y reveló que el Sevilla no mandó ayer ninguna alegación con respecto al caso, aunque sí sobre la amonestación, en ese mismo encuentro, al brasileño Julio Baptista. Flórez aseguró que la decisión del órgano sancionador será "independiente" de la "repercusión social" de la acción de Javi Navarro.

En los pasillos de la sede federativa, sin embargo, se escucharon voces favorables "a un castigo ejemplar" y se calificó la agresión como "la más salvaje en muchos años". Independientemente de la decisión, la amonestación que recibió el central en el terreno de juego -una tarjeta amarilla- será la que figure en sus estadísticas ligueras.

Por su parte, Gerardo González Movilla, presidente del sindicato de futbolistas, comentó a este periódico las impresiones de la AFE: "Lamentamos la situación de riesgo que hemos vivido todos, pero también la honda preocupacion del causante de la acción. Creemos que las circunstancias nos ayudarán a reflexionar a todos sobre lo que estamos haciendo en un campo de fútbol. La AFE defiende por encima de todo el juego limpio".

Una vez decida el comité el próximo martes 29, el Sevilla aún puede acudir al de Apelación y el Comité Superior de Disciplina Deportiva, derechos que su presidente, José María del Nido, ya se ha encargado de anunciar que ejercerá el club sevillano.

En caso de que el comité estime como grave la acción de Navarro, la suspensión al jugador sería de cuatro a doce partidos por "producirse de manera violenta, con ocasión del juego, hacia un adversario, originando consecuencias dañosas o lesivas que sean consideradas graves, por su propia naturaleza o por la inactividad que pudieran determinar, siempre que no constituya falta de mayor entidad". En 2000, el meta entonces del Mallorca, Germán Burgos, fue sancionado con 11 partidos de suspensión por agredir con un puñetazo a Serrano, del Espanyol. Es el mayor castigo cumplido por un jugador en la Liga española.

El Mallorca rehuyó ayer cualquier valoración sobre la posible sanción a Javi Navarro, informa Manu Menéndez. En el club balear se ve con preocupación y sorpresa la crispación que ha suscitado el asunto y se ha optado por una política de silencio, al menos hasta que haya una decisión en firme del Comité de Competición.

Un portavoz de la entidad explicó que el Mallorca prefiere "dejar que las tareas del comité sigan su curso, una vez presentadas nuestras alegaciones, y no entrar en polémicas que puedan afectar a las relaciones entre clubes o entre jugadores".

El Mallorca se ratificó en su deseo, expresado en un comunicado, de que "la agresión sufrida por Arango no quede impune" y espera que la justicia deportiva "actúe con el máximo rigor que permite la legislación vigente".

Javi Navarro auxilia a Arango tras la agresión.
Javi Navarro auxilia a Arango tras la agresión.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS