Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Meteorología prevé lluvias casi generales durante la Semana Santa

La Operación Salida comienza con normalidad y sin grandes atascos

El Instituto Nacional de Meteorología prevé que este fin de semana, coincidiendo con el inicio del periodo vacacional para miles de españoles, entre un frente borrascoso por el noroeste peninsular que dejará lluvias a partir de mañana, y un descenso generalizado de las temperaturas, excepto en el área mediterránea. La primera fase de la Operación Salida, que empezó ayer a las tres de la tarde, se desarrolló con fluidez. Un hombre murió en un accidente que se produjo en la A-1, a la altura de la localidad madrileña de Alcobendas.

El inicio de la primavera, mañana, comenzará pasado por agua. Según Meteorología, el periodo de tiempo seco y soleado finalizará en breve debido a la entrada de un frente que aportará aire atlántico y lluvias sobre todo en Galicia, Asturias y Castilla y León. El lunes se extenderán a Navarra, La Rioja, Extremadura, Castilla La Mancha, Madrid y algunos puntos de Andalucía occidental y Aragón. Las precipitaciones serán débiles en las demás regiones y no afectarán al área mediterránea, a excepción de Cataluña.

Las temperaturas, especialmente por el día, bajarán. Solamente es posible que asciendan en la franja mediterránea.

Es probable que a partir del miércoles deje de llover, salvo en Galicia y los Pirineos. Sin embargo, durante los próximos días nuevas borrascas puedan afectar a la mitad occidental de la Península.

Las carreteras españolas no registraron grandes retenciones. Según la Dirección General de Tráfico (DGT), los mayores atascos se produjeron a primera hora de la tarde en la Comunidad de Madrid. La carretera de Valencia, utilizada por muchos madrileños que se dirigían a disfrutar de la playa y la festividad de las Fallas, estuvo atascada desde el kilómetro 10 al 17.

En la A-6 (carretera de La Coruña) hubo tres kilómetros de retenciones a la altura de Collado Villalba, así como cuatro kilómetros en la A-4 (carretera de Andalucía). Otras carreteras con una circulación problemática fueron la A-7 a su paso por Málaga, la A-30 en Murcia y la S-30 en Sevilla.

Tráfico puso en marcha, a partir de las 15.00 horas de ayer, un dispositivo especial, con la previsión de un total de 15,5 millones de desplazamientos. La Operación Salida se desarrollará en dos fases: la primera, este fin de semana y afectará principalmente a las salidas de los grandes núcleos urbanos y a la Comunidad Valenciana; la segunda fase, más importante por el número de vehículos, tendrá lugar desde el mediodía del Miércoles Santo -aunque en algunas zonas se adelantará a las primeras horas de la mañana de ese día- hasta la tarde del Jueves Santo, excepto en Cataluña.

Siniestralidad

El año pasado, en este mismo periodo murieron 103 personas en 84 accidentes. El día de mayor siniestralidad, el Viernes Santo, fallecieron 22 personas.

El primer accidente mortal de esta Operación Salida se produjo ayer a las 21.00 en el kilómetro 16 de la A-1 (carretera de Burgos). Un hombre perdió el control de su vehículo y tras dar varias vueltas de campana colisionó contra el guardarrail.

El dispositivo de Tráfico incluye cientos de controles de velocidad. Para ello, los 8.000 agentes movilizados dispondrán de 300 vehículos equipados con radar. Además, si la intensidad de la circulación lo requiere, se instalarán más de 500 kilómetros de carriles adicionales para aumentar la capacidad de circulación de las vías saturadas. Se restringirá asimismo la circulación de los vehículos de mercancías peligrosas y transportes especiales durante algunos tramos horarios.

Renfe ha puesto en marcha un plan especial de refuerzo con más de 150.000 plazas adicionales. En total, se ofrecerán algo más de 2.500.000 plazas en la Península, que se podrían aumentar a lo largo de las vacaciones.

Los retornos se producirán sobre todo el domingo 27 de marzo, día en que comenzará el horario de verano. A las 2 de la madrugada deberán adelantarse los relojes 60 minutos (a las 2.00 serán las 3.00).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de marzo de 2005