Villarreal advierte de que la pugna en el seno del PP está deteriorando la imagen pública de la CAM

El secretario Economía, Hacienda y Empleo del PSPV-PSOE, Enrique Villarreal, acusó ayer a los zaplanistas del PP de estar "retrasando y bloqueando las decisiones de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) que no se ajustan a sus intereses para tener una postura de fuerza para negociar su nombramiento en las sociedades participadas por la caja". Las críticas de la dirección socialista se producen tras el bloqueo de más de seis meses en la renovación de la sociedad Cartera de Participaciones, creada por la CAM y Bancaixa, que está pendiente por la falta de acuerdo entre campistas y zaplanistas.

El dirigente del PSPV-PSOE aseguró hoy que mientras Eduardo Zaplana fue presidente de la Generalitat "no se movía ni un ladrillo ni en el sector público ni el privado sin su conocimiento y aprobación y ahora se mantiene esta política en Alicante a través del presidente de la Diputación de Alicante, José Joaquín Ripoll". "La prueba más reciente es la política de acoso y derribo que están llevando a cabo en la CAM sin que les importe un comino la imagen pública de la entidad financiera", aseguró Villarreal.

Villarreal manifestó que se trata de "un desembarco en toda regla" y que va más allá de la representación de la CAM en sus empresas participadas, y que, además, supone "la ocupación de un nuevo ámbito de poder económico dirigido por el sector del PP valenciano afín a Zaplana".

El secretario de Economía quiso recordarle a Zaplana, al que definió como "un caradura y un hombre sin escrúpulos", quién "colocó al ex presidente de la Generalitat, José Luis Olivas como presidente de Bancaixa".

Para el miembro de la dirección de los socialistas valencianos, es poco escrupuloso que Zaplana se atreva a manifestar que la política del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero consiste en la ocupación del poder y en el control, en referencia a los cambios previstos en la dirección de Caixa Catalunya.

El PSPV advirtió que vigilará y denunciará públicamente los movimientos que se produzcan en las cajas de ahorro valencianas para dotar de transparencia a estas entidades financieras.

En Farmacia, también

El gasto farmacéutico es uno de los principales factores del incremento sostenido que se ha producido en los presupuestos sanitarios en los últimos años. Algunas variables de este factor son controlables por la administración -en buena medida los que corresponden a la prescripción de los facultativos- , pero la mayoría no, ya que cada vez los nuevos compuestos son más caros y el envejecimiento de la población, que requiere un mayor número de fármacos, es un hecho.

Al margen de las medidas que ha tomado la Consejería de Sanidad, para tratar de poner freno a este aspecto en las áreas de salud que se han cedido al control privado, el departamento que dirige Vicente Rambla ha incluido una cláusula referida a esta cuestión. En el caso de que la prescripción de medicamentos sea inferior a la media autonómica en estas zonas, el 30% del ahorro en gasto en farmacia redundará en las empresas concesionarias que lo consigan.

En La Marina y Torrevieja, esta posibilidad es más factible que en otras, según los datos de Sanidad, que indican que la media autonómica del gasto en farmacia por habitante es de 235,5 euros, mientras que en el área 12 (Dénia) el gasto es de 186,3 y en el área 20 de 203,7.

Para a diputada socialista María José Mendoza, esta situación supone una segunda ventaja que se les ofrece a estas dos empresas, que se suma a la relacionada con la población no protegida, lo que supone un trato de favor a estas empresas que se beneficiarán del esfuerzo realizado por gestores públicos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0018, 18 de marzo de 2005.

Lo más visto en...

Top 50